Concejo Deliberante

Bastardos sin gloria

miércoles, 3 de marzo de 2021 · 13:28

(Sumario Noticias, Alta Gracia) La primera sesión del Concejo Deliberante bien podría haber sido una película paródica sobre la guerra dirigida por Quentin Tarantino. La capacidad de escucha y los buenos modales parecieron quedar olvidados en Belgrano 15 y el salón del Colegio de Abogados fue caja de resonancia de una competencia de intensidad de las cuerdas vocales de algunos ediles.

Luego del descanso estival, el bloque de Alta Gracia Crece acudió armado con una ametralladora cargada de pedidos de informes y notas dirigidas al Ejecutivo. En el orden del día, llevaba un pedido de informe sobre el estado de las escuelas; otro sobre la Pileta Olímpica y el Camping Municipal y una nota al Intendente solicitando una gestión de buenos oficios para que las empresas de transporte amplíen la frecuencia horaria de cara al inicio de las clases presenciales. Pero valorando la importancia del efecto sorpresa, la jefa del bloque pidió el tratamiento de una moción de orden sobre la situación del Hospital Regional Arturo Illia. Para ello, la oposición llevaba listos algunos elementos de utilería, como una lata de leche de fórmula con un papel que rezaba “Hospital Arturo Illia en terapia intensiva”.

Sin embargo, números son números y el bloque mayoritario tiene más votos que la minoría. Esta obviedad despertó la ira de Amalia Andrea Vagni cuando la propuesta fue rechazada ya que los ediles de Hacemos por Alta Gracia desconocían la presentación que la oposición realizaría. La negativa despertó la ira de la concejala radical, quien a los gritos prometió que el oficialismo no lograría evadir el debate y que el tema sería ingresado en el orden del día de la semana siguiente.

Minutos más tarde, la discusión sobre la situación de los establecimientos escolares volvió a generar rispideces entre los ediles. Indignada ante las interrupciones y los gritos de Vagni, la concejala Ana María Margarita Busse lanzó el micrófono sobre la mesa y dejó de hacer uso de la palabra. Incluso la presidenta del cuerpo, María Cristina Roca, perdió su habitual aplomo y terminó gritándole a Vagni para que se callara y haciendo tintinear enérgicamente la campanilla buscando imponer un orden que tardó en llegar.

 

El fantasma de la “D”

Los alaridos opositores despertaron en el bloque peronista recuerdos de otro Concejo Deliberante en donde las discusiones y la ira eran moneda corriente. Fueron varios los ediles que, sin mencionarla por su nombre, rememoraron los acalorados reclamos que Daniela Ferrari formulaba en Belgrano 15 en 2019, cuando se convirtió en concejala opositora.

Mezcla de película tarantinesca y gresca de barras de fútbol, la sesión del Concejo Deliberante finalizó con todos los temas del orden del día enviados a comisiones.

 

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
40%
Bronca
40%
Tristeza
0%
Incertidumbre
20%
Indiferencia

Comentarios