Miércoles 19 de Septiembre/22:36 hs
EDICIÓN IMPRESA

Caso Moskita Muerta: la causa será elevada a juicio

La instrucción está concluida, excepto por los resultados de una prueba de ADN del imputado.

Por Consuelo Cabral
De Nuestra Redacción
 
Pasaron seis meses desde el caso de abuso sexual que sacudió a la ciudad de Alta Gracia, cuando una adolescente fue violada a la salida del boliche Moskita Muerta. En medio año, la investigación de la causa penal fue avanzando, teniendo como principal presunto autor a Daniel Hernán Medina, de 23 años, imputado por "sustracción y retención de una menor para menoscabar su integridad sexual con acceso carnal”. Medina está preso en la cárcel de Bouwer.
El "Caso Moskita Muerta”, como fue conocido en la opinión pública, puso de manifiesto -de forma extrema y dramática- una problemática de larga data: el ingreso de adolescentes y pre adolescentes a boliches. Es así que en enero de este año, fue suspendida temporariamente la ordenanza que permitía asistir a estos espacios a los menores de edad. Si bien la ordenanza decía que podían ingresar pero no beber alcohol, lo cierto es que el abuso sufrido por la joven en octubre pasado, demostró el carácter irrisorio de dicha normativa, y dejó en claro que los únicos beneficiados eran los empresarios de la noche.
En ese marco, la investigación continúo sumando capítulos, pruebas, testimonios, y según indicaron altas fuentes judiciales a Sumario, se encuentra casi concluida y será elevada a juicio en los próximos meses. El casi es porque sólo faltaría, para su elevación, los resultados de una prueba de ADN perteneciente a Medina y definir la eventual responsabilidad de cuatro inspectores municipales en función de las pruebas que hay y de algunos oficios librados. Una vez determinado eso, la causa estaría próxima a requerir una citación a juicio que llegaría en los próximos meses.

Inspectores en la mira
Respecto a los inspectores, se trataría de dos agentes involucrados, quienes podrían quedar acusados por incumplimiento de sus deberes de funcionarios públicos. En este punto cabe destacar que la adolescente, cuya identidad se mantiene en reserva por tratarse de un delito de índole privada y por ser menor de edad, se encontraba alcoholizada y que fue expulsada del boliche, quedando en la vía pública, en estado de desprotección y vulnerable al ataque que lamentable y finalmente habría perpetrado Medina.
"Los dos inspectores deberían haber velado por la seguridad de la jovencita y haber impedido que, tanto ella como el resto de los menores que asistían a este tipo de boliches, consumiera alcohol y que no quedara en la puerta del boliche en una situación de vulnerabilidad. Ellos deberían haberlo impedido. Una vez resuelta la situación de ambos funcionarios, y en caso de quedar imputados, corresponderá tomarles declaración”, indicaron las fuentes a este medio.

Elevación a juicio
Una vez realizado el pedido de elevación a juicio, que estaría en manos de la fiscalía de Alejandro Peralta Otonello, será la Cámara del Crimen en la ciudad de Córdoba la que resuelva si hace lugar y la fecha de inicio.
En tanto, los entretelones del caso vieron desfilar por los pasillos de tribunales a otros implicados, que no están imputados pero que la fiscalía entiende que fueron parte, por responsabilidad directa, indirecta, o por la investidura institucional. De esta manera, las fuentes contaron que tanto el Municipio, a través del asesor letrado, Daniel Villar, como cuatro policías, se presentaron a declarar en el marco de la causa.
"Este hecho marcó un antes y un después en la dinámica de la industria nocturna altagraciense. Es por eso que el mismo Consejo de Seguridad Ciudadana se reunió y decidió prohibir o suspender mejor dicho la ordenanza que regía. Es un caso que ha impactado mucho en la opinión pública y eso pesa en la fiscalía también”, agregaron desde los pasillos de las oficinas de Franchini al 100.

Lo que ocurrió
 
El sábado 7 de octubre, ingresa al boliche Moskita Muerta una niña de 15 años. 

•  Tras la compra de un "barco” -un cóctel de bebidas alcohólicas con energizantes- ingresa a la zona vip para mayores de 21 años. 

•  Sobre las cinco y media de la mañana, la niña es retirada del lugar por una agente de policía que la deja en la vereda en estado de ebriedad.

•  Unas horas más tarde de ese domingo 8 de octubre, los padres dan cuenta a la Policía que la menor no había vuelto a su casa.

•  A media mañana, alrededor de las 9:30, la niña es reconocida por una pareja, en inmediaciones del Registro Civil. La acompañan a la comisaría y avisan a los padres. Luego tras ser revisada dan cuenta de que había sido abusada.


Comentarios