La carta antisemita de Liendo hizo que interviniera el Inadi

Ángel Liendo Funes había defendido al obispo nazi y llamado “raza de vívoras” a los judíos. Su carta provocó numerosas reacciones y el organismo que lucha contra la discriminación lo intimó. Podrían condenarlo si hubiera una denuncia penal.

La carta antisemita de Liendo hizo que interviniera el Inadi
NOTAS RELACIONADAS
Por Jorge Conalbi Liliana Spengler -asesora jurídica de la Delegación Córdoba del Instituto Nacional contra la Discriminación- intimó a Ángel Raúl Liendo Funes para que “rectifique o ratifique sus dichos antisemitas que fueron publicados” en la pasada edición de Nuevo Sumario. Como se recordará, el pasado 27 de febrero Liendo Funes publicó un artículo en este semanario. Allí, el activo lefebvrista defendió a Richard Williamson, el obispo nazi expulsado del país por negar el holocausto, llamó a los judíos “raza de víboras” y hasta pareció sugerir que el genocidio llevado adelante por el nazismo fue una suerte de castigo divino por no haber reconocido a Jesús como el Mesías. Spengler confirmó a Nuevo Sumario que intimó a Liendo Funes el pasado 2 de marzo, después de leer la nota del fanático de Alta Gracia, merced a una solitaria denuncia realizada por un ciudadano de Alta Gracia. En un comunicado de prensa del Inadi Delegación Córdoba se recuerda “la plena vigencia de la Ley 23.592 sobre aquellos que incurrieren en actos homofóbicos, xenofóbicos, discriminatorios o antisemitas”. De acuerdo a esta norma, en caso de ser denunciado penalmente, Liendo Funes podría ser condenado hasta dos años de prisión en suspenso. Hay que aclarar que el Inadi sólo emite un dictamen, que no tiene poder de policía, pero que suele ser muy tenido en cuenta por los magistrados cuando hay un proceso judicial. La funcionaria del organismo antidiscriminación aclaró que Liendo Funes contará con un lapso de 10 días para efectuar su descargo, tras lo cual ella se abocará al caso y emitirá dictamen. Sin reacción Las gravísimas expresiones intolerantes de Liendo Funes provocaron indignación en muchos vecinos de la ciudad. Muchos de ellos dejaron sus comentarios en www.sumarioenred.com.ar y también escribieron cartas que se publican en la presente edición de este semanario. Sin embargo, no hubo reacciones institucionales: ni el Concejo Deliberante, ni funcionarios políticos, ni la propia comunidad judía local se pronunció sobre los dichos evidentemente antisemitas de Liendo Funes. Paradójicamente, quien sí se pronunció fue el Padre Javier Conte, responsable de la capilla de la lefevbrista Fraternidad San Pío X en Alta Gracia, quien mediante un comunicado de prensa y en “nombre de todos los fieles del lugar, a vista de las declaraciones que el Sr. Ángel Raúl Liendo Funes hizo (...) en relación a temas que ya son de dominio público, toma clara y expresa distancia de las mismas y manifiesta que aunque hayan sido hechas, como ha sido el caso, a título exclusivamente privado y personal, por cuanto en modo alguno se comparten, avalan y/o fomentan, ameritan su formal desaprovación”. Cabe recordar que esta Fraternidad asumió un rol similar en Buenos Aires al separar a Monseñor Richard Williamson del seminario que dirigía en la localidad de La Reja. En esemomento, la organización sostuvo que las declaraciones del religioso que banalizaban el exterminio de judíos llevado a cabo en la Alemania nazi, habían sido “inoportunas”. Alta Gracia tiene el triste privilegio de ser uno de los puntos del país que puede exhibir una significativa concentración ultraconservadora. Miembros de estos sectores han protagonizado en los últimos años episodios de violencia. El primero de ellos fue una concentración frente al Cabildo de Córdoba que logró clasurar una muestra pictórica. Poco después, otra vez el taque fue dirigido contra la cultura y le tocó al Centro Cultural España Córdoba, donde destruyeron una muestra de pinturas e impidieron la inauguración de la misma. En esa ocasión hubo personas golpedas por los fanáticos que llegaron hasta el lugar a “defender a la Virgen”. Las declaraciones de Liendo Funes tuvieron un fuerte impacto en internet, donde se apilan tanto sitios ultracatólicos que salieron en defensa del cruzado, como muchos otros que condenaron sus aseve-raciones. Otro tanto ocurrió en buena parte de la prensa de Buenos Aires. Primero se llevaron... Aunque parezca aislado, esta repercusión puede ser una señal indicativa que los gravísimos ataques de Liendo Funes recogen apoyo de fundamentalistas de distinta pelambre. Por eso debería preocupar la falta de reacción. Mirar para otro lado puede no ser el mejor camino frente a fanatismos de este tipo, y esa actitud puede confundirse tanto con el silencio cómplice como con la indiferencia que fustigaba el poeta alemán Bertold Brecht cuando escribía: “Primero se llevaron a los comunistas, pero no me importó porque yo no lo era (…) ahora están golpeando a mi puerta, pero ya es demasiado tarde”.
Comentarios