Miércoles 23 de Octubre/09:24 hs
EDICIÓN IMPRESA

Un Concejo reducido

Desde hace tres semanas, el Concejo Deliberante de Alta Gracia sesiona con un concejal menos y con la posibilidad de que todas las decisiones tomadas por los ediles sean anuladas.

Por Julia Conalbi

De nuestra redacción

 

Desde hace tres semanas, el Concejo Deliberante de Alta Gracia sesiona con un concejal menos y con la posibilidad de que todas las decisiones tomadas por los ediles sean anuladas. Tras las elecciones provinciales del pasado 12 de mayo, las diferencias internas entre dos sectores del peronismo se recrudecieron y llegaron al recinto legislativo. 


El viceintendente y presidente del Concejo, Juan Manuel Saieg, se negó a firmar la ordenanza que reglamentaba las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias en la ciudad. Luego de dos cuartos intermedios y de que se retiraran Saieg y Daniela Ferrari –presidenta provisoria del cuerpo legislativo- María Cristina Roca fue la encargada de firmar la ordenanza y enviarla al poder ejecutivo.


Mientras tanto, Saieg y Ferrari realizaron una presentación ante el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba por “conflicto de interno” y solicitaron la suspensión de las sesiones del Concejo Deliberante. El secretario legislativo Javier Almada fue destituido y designaron a Carlos Adam para ocupar su cargo.


Las últimas tres sesiones del cuerpo estuvieron presididas por la concejal Cristina Roca, quien además de su papel como edil, debió dirigir la sesión y en una oportunidad incluso votó para desempatar.


A la espera de que el Tribunal Superior de Justicia se expida sobre la demanda presentada por Ferrari y Saieg, las ordenanzas de las PASO; las convocatorias a elecciones para el 28 de julio y el 22 de septiembre; el aumento de sueldo a los empleados municipales; entre otras medidas, quedan atadas a la decisión de la Justicia.
 

Comentarios