EDICIÓN IMPRESA

Una elección general con sabor a interna

Córdoba Cambia y la UCR se enfrentan la general pensando en la pelea municipal de septiembre.

Por Andrés Cottini
Especial para Sumario

El 12 de mayo, se concretarán las elecciones a Gobernador y la incertidumbre sobre qué pasará con el ex Cambiemos en la ciudad del Tajamar está latente. Referentes locales de la fracturada alianza que gobierna la nación esperan el 13 de mayo como mojón de lanzamiento de la carrera local, pero condicionados por el resultado electoral del día anterior. Es que recién ahí, los dirigentes locales tendrán una foto de las fuerzas concretas con que cuenta cada uno de ellos en Alta Gracia.

La puja irreconciliable entre los radicales Ramón Mestre y MarioNegri trasladó la fractura a la ciudad del Tajamar, y hasta parió subpujas en los bandos preexistentes. Por un lado, alineados con Mestre, se encolumnan el precandidato a intendente Leandro Morer, la candidata a legisladora por distrito único Marisa Carrillo, el exintendente Mario Bonfigli y la parte más activa de la Juventud Radical. Al mismo tiempo, Martín Avila del PRO y Agustín Saieg del Frente Cívico completarían Proyectando Alta Gracia, una suerte de“Cambiemos” mestrista. En el otro rincón, junto a Negri, marchan el candidato a legislador departamental, Roberto Brunengo, el precandidato a intendente Germán Rodríguez, el presidente de la UCR circuito Alta Gracia, Omar  Allende, y la silenciosa Legisladora Amalia Vagni. Por el PRO, levantan la mano Ignacio Sala (quien el domingo 14 se juega la reelección en La Paisanita y La Isla), Belén Alemanno y Sandra Valdéz.

Esos son, nombre más, nombre menos, los representantes de la grieta radical macrista versión Tajamar. El pasado lunes, Roberto Brunengo reveló la existencia de un acuerdo local contemplando que tanto mestristas como negristas sostendrían su candidatura a Legislador Departamental, cuando ya veía venir la fractura de Cambiemos en Córdoba: “Lamentablemente, los desencuentros y las actitudes mezquinas hicieron que en esta oportunidad tengamos que enfrentar un desafío que, además de ser difícil, nos encuentra divididos”. El Edil se siente traicionado: Aduce que el quiebre se produjo, pero el acuerdo no se respetó. Es difícil pensar que no habrá futuros pases de factura.

Por su parte, preso de una contradicción, Morer necesita que la lista de la UCR cumpla un digno rol electoral frente a la de Córdoba Cambia, y carga con el recelo que en el propio Mestre causó su negativa a encabezar el tramo de Legislador Departamental de la boleta. No es gratis decirle que no a un candidato a Gobernador.

En el resultado del 12 de mayo no solo se dirimen modelos políticos. Para muchos referentes, se trata también del acceso a la “bolsa de trabajo”. Sí, después de 46 años, el peronismo vuelve a ganar la Intendencia de Córdoba con Martín Llaryora, como lo indican las primeras encuestas una vez definidos los candidatos, el radicalismo perdería una administración que sirve para contener a cientos de funcionarios. Esa hipotética situación, también impacta entre la militancia opositora de Alta Gracia. De igual modo, un triunfo de Luis Juez en la capital provincial constituye la única chance de su referente local, Agustín Saieg, para ingresar en el reparto. Con el río aún revuelto, no queda claro en cuál de las opciones opositoras se encolumnará finalmente el joven abogado. Lo mismo ocurre con el excandidato a Intendente por el PRO, Martín Ávila, quien acompaña a Morer pero es candidato a legislador en la nómina de Negri.

En lo que respecta a las aspiraciones al Sillón de Lepri, el ex Cambiemos tiene cuatro precandidatos: Morer, Germán Rodríguez, Amalia Vagni y Osvaldo Coloccini. El primero viene sosteniendo que el candidato debe ser quien mejor mida en las encuestas. Desde la vereda de enfrente le responderán que no fue el criterio que respetó Mestre, y que todo está sujeto a debate. El concejal viene intentando sin éxito convencer a Vagni que acepte ser su compañera en la fórmula, y a esta altura no descarta una interna en la ciudad.

En el rol de armador central, Germán Rodríguez enarbola su candidatura que sólo podría ser prenda de unidad, aunque con pocas chances. De Osvaldo Coloccini, el candidato de Ignacio Sala, referente Departamental del Pro, poco se sabe. Continúa viviendo en Buenos Aires. Una noche estuvo en el Encuentro de Colectividades y ante la consulta de este medio, mucho más que “está muy linda, esta fiesta de todos los vecinos de la ciudad”, no dijo.

Frente a la incertidumbre, la especulación es la norma. Y hay dos formas posibles de actuar según lo que vayan arrojando las encuestas. Si se induce que existe la posibilidad de ganar en la ciudad, la unidad es posible porque ello representa varios lugares en el eventual gobierno. Si, por contrario, los sondeos auguran derrota inminente, las vacantes se reducen y la fractura surge como opción de lograr refugio en alguna banca.

“Hablamos a partir del 13, pero medimos fuerzas el 12”, admitió una fuente de Córdoba Cambia, más preocupado en los votos que le disputará a la UCR que a la pelea con Walter Saieg.
 

Valorar esta noticia

0% Satisfacción
0% Esperanza
12% Bronca
12% Tristeza
25% Incertidumbre
50% Indiferencia
Comentarios