EDICIÓN IMPRESA

“La gestión de Torres no es mala”

ENTREVISTA. Mario Bonfigli.

Por Alejandro Boero
De Nuestra Redacción

La noche del 24 de julio de 2017, Mario Bonfigli regresó a la ciudad de Alta Gracia. Venía desde la capital provincial, donde terminaba uno de los peores días de su vida, y sin duda el peor de su carrera política. Un jurado popular lo encontró culpable de un delito de corrupción y un Tribunal lo condenó a dos años y medio de prisión en suspenso y a una inhabilitación de tres años para ejercer cargos públicos.
Independientemente de la apelación judicial que el exintendente presentó días después, políticamente el fallo resultaba lapidario. Sin embargo, desde hace unos meses, aumentó su presencia en actos partidarios y, tras mucho silencio, pareciera que vuelve al ruedo, aunque aún en los márgenes.

Dicen que nadie muere en política hasta que se lo entierra, ¿Es su caso?
Hacen falta dos cosas, tranquilidad de conciencia y la segunda, la suerte de vivir en Alta Gracia donde nos conocemos todos, eso me favoreció muchísimo. No obstante, mi renunciamiento a ser candidato tiene que ver con un recambio necesario, yo ya estuve y no estoy dispuesto a llevar adelante ese sacrificio. Hay jóvenes, mujeres y hombres que están en condiciones de ir a una elección y ganarla.

¿Ni aunque la Justica se lo permitiera sería candidato a Intendente?
No, en absoluto. Hay mucha gente que puede dudar de mi inocencia y está en todo su derecho. Pero esa duda de algunos me invita a mantenerme al margen de los cargos electivos. Todo el que tuvo algún trato con el municipio durante mi gestión sabe quién soy yo y que nunca le pedí un peso a nadie.

¿Se suma a la campaña?
Me sumo y lo hago con mucho entusiasmo, creemos que desde la experiencia de gestión tenemos mucho para aportar. Hay algunos empleados públicos que tienen las viejas artimañas de esconder las cosas, y tener gente con experiencia es necesario.Voy a participar en tanto y en cuanto la UCR despierte y consensúe algún candidato que sea el preferido de la gente, creo que las encuestas hoy dan un alto porcentaje de exactitud, mejor que la interna inclusive. Me parece que esa (la encuesta) es una fórmula a tener en cuenta para llegar al consenso, el único que tiene derecho a equivocarse es el pueblo.Voy a acompañar al candidato que más mida.

¿Piensa que una mujer tiene que ser la candidata de Cambiemos en Alta Gracia?
Los varones estamos un tanto aturdidos y no logramos la unidad. Fomentar el rol de la mujer es muy importante. Ellas pueden disciplinar a los sectores con mayor resistencia, la fuerza femenina nos parece importante, pero aún no hay candidato o candidata definida en la UCR.

¿Ve con buenas perspectivas a Cambiemos Alta Gracia de cara al 2019?
Aquí en Alta Gracia no es fácil, la gestión de Torres no es mala, obviamente es fruto de todo el apoyo económico que recibió de la Provincia, esta gestión tuvo ese plus. Alta Gracia no tiene que depender tanto de las gestiones provinciales, hay que pensar en una ciudad autosustentable. No obstante, la alternancia y el recambio son necesarios. Si estás muchos años en el gobierno, terminás siendo el dueño de todo.

¿Cuál es su análisis y su mirada de Cambiemos en Alta Gracia?
El radicalismo -no sólo en Alta Gracia, si no en todos lados-  tiene que aportar el pensamiento político a la coalición: justicia social, ética de la solidaridad, son ejes al respecto. El presidente Mauricio Macri tiene muy buenas intenciones, pero políticamente se equivoca muy mal. No había necesidad de reajustar tanto al interior del país con el tema tarifas. La UCR tiene que ser la brújula política, no puede quedarse callada ante estas situaciones.

¿Pesa la interna para definir candidatos?
No me gusta opinar sobre las internas de los otros espacios. Sí creo que la UCR es la estructura más fuerte y poderosa para encarar una elección. Los otros sectores no la tienen y somos casi la figura principal. Eso nos trae mucha responsabilidad y si no obtenemos un candidato de consenso será el que mejor mida en la gente. Nunca un candidato a intendente radical llegó por el dinero, acá no hay casos como Donald Trump, Francisco De Narváez o el mismo presidente Macri. No tenemos campañas grandilocuentes en lo televisivo o radial. Dos ejemplos de esa situación son AudinoVagni y yo, nosotros estábamos crocantes de secos, pero llegamos por el trabajo. Por hacernos conocer, por ir a los barrios y eso te da la base del triunfo.

¿Siente que Leandro Morer lo traicionó?
Quien actúa en política no tiene que olvidarse del pasado, pero con rencores no se avanza. Todos le deben algo a alguien en política, yo me sentiría traicionado realmente si Morer se hubiera ido a otro partido, porque eso sí no me gusta. Dentro del radicalismo, no tengo rencor ninguno con nadie, no hay que mirar para atrás.
 

2
0

Valorar esta noticia

0% Satisfacción
66% Esperanza
33% Bronca
0% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios