Miércoles 12 de Diciembre/19:52 hs
EDICIÓN IMPRESA

El periodista Diego Heredia, precandidato del kirchnerismo

ALTA GRACIA CIUDADANA. El Movi /Partido Solidario apura definiciones de la colación.

Por Stefanía Tomalino y Alejandro Boero
De Nuestra Redacción

Diego Heredia tiene 29 años y es Técnico en Comunicación Social. Nació y creció en Alta Gracia, donde desarrolla su activa participación periodística en la Cooperativa Fábrica de Ideas y como dirigente cooperativista. Integra el MOVI / Partido Solidario y la conducción de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) Córdoba. Además, trabaja como asesor del diputado nacional Pablo Carro, en la Cámara Baja. Su partido decidió postularlo como candidato a Intendente de Alta Gracia, aunque deberá reunir el acuerdo de la coalición Alta Gracia Ciudadana, donde el MOvi/PSol confluye con el Movimiento de Reafirmación Alfonsinista, el Partido Comunista, La Cámpora y muchos adherentes al kirchnerismo que no militan en ninguna estructura partidaria.

“Dentro del MOVI Psol, que es el espacio al que pertenezco, se decidió que, como una fuerza dentro del espacio, debíamos tener nuestro propio candidato o candidata. Estaban en la mesa mis aspiraciones y el espacio me apoyó. Es un desafío, ya que no venía trabajando para esto puntualmente, sino para la construcción de la fuerza en general. Ahora me toca esta linda responsabilidad, y vamos a tratar de cumplir con las expectativas”, sostuvo Heredia. 

¿Ya se discutió con las otras fuerzas que componen Alta Gracia Ciudadana cómo se resolverá la precandidatura? ¿Habrá internas o hay lista de consenso?
Aún no lo hemos discutido. En este momento puntualmente, estamos trabajando en discutir cuál es el proyecto de ciudad de queremos. Desde el MOVI Psol, venimos construyendo un proyecto desde hace tiempo. Hemos participado en elecciones anteriormente, con Clarisa Villares como candidata, y ahora estamos aportando todo lo que hemos generado en esas discusiones. En lo que es Alta Gracia Ciudadana todavía no se ha hablado ni de referentes ni de candidatos, pero sí está la inquietud de resolver quiénes pueden ser las personas que representen al espacio. Queremos lograr un mayor consenso entre los que pensamos parecido y ver quién es la persona que mejor representa a ese proyecto. Los compañeros del MOVI Psol creyeron que yo era la persona que lo podía sintetizar. 

En esta voluntad frentista ¿cómo es el diálogo con otras fuerzas como el Partido Socialista y otros espacios sociales, de cara a las aspiraciones concretas de conseguir una concejalía? 
Tenemos un diálogo muy fluido con Libres del Sur. Con el Socialismo hemos hablado con varios dirigentes, pensando en un proyecto de cara al 2019. Tratamos de trabajar en un proyecto en el que vayamos todos juntos. Tenemos clara la importancia de poder romper con el bipartidismo, porque desde que el Concejo Deliberante perdió la tercera fuerza, tanto Cambiemos como Unión por Córdoba no han podido construir un espacio que recupere la credibilidad de los vecinos de Alta Gracia, un espacio en el que den ganas de participar. El Concejo debe abrir las puertas, ir a sesionar a los barrios, tener otro tipo de diálogo con la sociedad. Hoy, Alta Gracia Ciudadana tiene una oportunidad muy importante, que no ha tenido el kirchnerismo en otro momento en Alta Gracia. En la última elección, Pablo Carro obtuvo 10 puntos, y eso da cuenta de que hay un sector del kirchnerismo que necesita una opción electoral también en Alta Gracia. Lo percibimos cuando hacemos los actos, cuando visitamos los barrios, esta necesidad de otra alternativa. 

Esa devolución entusiasma…
Sí, Alta Gracia Ciudadana tiene muchas posibilidades. Obviamente que la presencia de otros espacios podría enriquecer el movimiento desde la cantidad y la calidad. 

¿Termina siendo una mochila para ustedes esta idea de que la presencia de Alta Gracia Ciudadana termina siendo funcional al triunfo de Cambiemos o Unión por Córdoba?
Siempre hay especulaciones y análisis para todo. Hoy nosotros jugamos, y eso hace ruido, porque siempre que hemos planteado alguna idea ha generado algunas tensiones. Creo que este tipo de análisis tienen que ver con que podemos volver a romper el bipartidismo. Que el proyecto de Unión por Córdoba no sea reelecto no tiene que ver con nosotros, tiene que ver con lo que hagan ellos como gobierno. Y si Cambiemos no logra el triunfo será porque no puede sintetizar un espacio que sea creíble, porque se pelean entre todos, o porque aparecen 20 mil candidatos. No hay que subestimar a la ciudadanía, porque si aparece un nuevo frente es por demanda de los vecinos ya que hoy hay un Estado que no está presente. Los errores de una u otra fuerza serán determinantes. 

¿Cuáles son las propuestas que se van a impulsar desde el espacio?  
Alta Gracia sigue dependiendo de un modelo ajeno. Hoy el proyecto es ver cómo podemos depender más y más de Córdoba. De hecho, la modificación del Plan de Ordenamiento Urbano Territorial tiene que ver con las demandas del sector inmobiliario. Estamos pensando cómo hacemos para que las personas duerman acá y sigan trabajando o estudiando en Córdoba. Nosotros creemos que el Gobierno de Alta Gracia tiene que pensar en alternativas para generar puestos de empleo. 
 

9
5

Valorar esta noticia

47% Satisfacción
10% Esperanza
5% Bronca
5% Tristeza
0% Incertidumbre
31% Indiferencia
Comentarios