EDICIÓN IMPRESA

Ahora, el PRO le apuntará a la UCR

El resultado de las elecciones da inicio a las internas con miras a 2019.
viernes, 18 de agosto de 2017 · 09:30
(Por Jorge Conalbi Anzorena) Sin un solo afiche o pasacalle, y escondiendo al candidato Héctor Baldassi, Cambiemos logró una victoria histórica en Córdoba, de la mano de la imagen de Mauricio Macri Blanco Villegas en la que él mismo definió como su "otra provincia”, en la que obtuvo el impresionante 44,51 por ciento. 
La ola amarilla alcanzó al Departamento Santa María, donde Unión Por Córdoba (UPC) sufrió su primera derrota en 18 años, y golpeó en Alta Gracia, sin prestarle atención a encuestas con la imagen positiva del intendente Facundo Torres por las nubes.
Héctor Baldassi –cabeza de lista de Cambiemos- hizo campaña montado en su condición de "amigo del Presidente de la Nación”, y no visitó Alta Gracia ni una sola vez. Fuentes de su entorno, dejaron entrever que Balsassi evitaría todo contacto con el referente departamental de su partido, Ignacio Sala, jefe comunal de La Paisanita y La Isla, jaqueado por constantes problemas políticos. De hecho, Sala sufrió una dura derrota en su comuna, mientras que Cambiemos superó el 50% en varias localidades del Departamento.

La disputa que viene
Fueron las precandidatas del radicalismo en la alianza las que sí visitaron la ciudad, Soledad Carrizo y Brenda Austin, en dos oportunidades, a pesar de ocupar el tercer y cuarto lugar en la lista.
Cambiemos logra un triunfo impensado asentado en la estructura territorial del radicalismo, que volvió a mostrar su capacidad de movilización de campaña y le tocó absorber la condena a su exintendente por corrupción. (Ver página 11).
Durante toda la jornada electoral, el local del PRO en la ciudad permaneció cerrado, y el comando electoral volvió a instalarse en la sede radical de la calle España. Y allí confluyeron los integrantes de la alianza.
Apenas se conocían los primeros cómputos, afloró una disputa que tiene a las candidaturas de 2019 como norte. La presencia de dirigentes radicales en las fotografías que publicaban los medios de comunicación, desataron las críticas de militantes del PRO a través de las redes sociales, y reclamos de dirigentes a algunos de esos medios.
Con resultados en mano, el PRO se siente en condiciones de imponerle a la UCR el candidato a Intendente en las próximas elecciones, o al menos, superpoblarle la lista de postulantes al Concejo Deliberante.
Por su parte, la UCR viene abonando un trabajoso acuerdo entre sus sectores internos, ahora amenazado por la ola amarilla.

Comentarios