Política

Dos fotos, una ecuación

La presencia de Macri en Alta Gracia dejó símbolos políticos y una nueva oportunidad.
viernes, 16 de diciembre de 2016 · 12:44
(Alta Gracia, de nuestra redacción) La sorpresiva visita del Presidente de la Nación a El Potrerillo de Larreta sacudió el pasado fin de semana extra largo de Alta Gracia. No es la primera vez que Mauricio Macri elige ese lugar para el descanso y la práctica de golf, pero hacerlo en calidad de primer mandatario le otorga plus que potencia largamente el desembarco.
Rápidos de reflejos, algunos grupos de opositores tardaron menos de 24 horas en expresar su rechazo a la presencia del Jefe de Estado, en una protesta política minimizada por reclamos ambientales. No obstante, el reclamo por la libertad a Milagro Sala y las críticas a las políticas de ajuste dijeron presente entre las menciones al conflicto por el arroyo y contra la planta de Cormecor.  No fueron muchos, pero cumplieron su objetivo:  La noticia -con foto de gendarmes desplegados en la entrada del barrio privado- ganó los principales portales: Macri estaba en Alta Gracia y había vecinos que protestaban contra él.
Sin duda que esa foto movió los resortes del PRO, agrupación que hizo del marketing político y la utilización de los medios de comunicación su principal arma electoral. Al día siguiente, el Presidente llegó hasta las puertas del establecimiento a saludar a militantes del partido amarillo. Tampoco fueron tantos, pero también lograron su foto.

En conflicto
La pelea judicial que libran la Provincia de Córdoba y el barrio privado también tuvo visibilización nacional, e incluso fue comparada con la estancia del millonario inglés Joe Lewis, en la Patagonia. La presencia de un Presidente en El Potrerillo de Larreta – guste o no- constituye una señal que los jueces suelen tener en cuenta.

Ganó Alta Gracia
Durante los tres primeros días, El Potrerillo de Larreta fue el epicentro de las respuestas del Presidente en torno al enfrentamiento con la oposición por la media sanción de una ley de Impuesto a las Ganancias. Sin embargo, el emprendimiento de la familia Zuberbüller cautivó a los medios porteños. Pero no fue menor la cosecha publicitaria que recibió Alta Gracia. Mencionada como tal en todas las alusiones al Jefe de Estado, la ciudad fortaleció su perfil turístico para el descanso, a días del inicio de la temporada veraniega.
El dato es alentador y podría aportar alguna de las lluvias deseadas. Claro que... habrá que dejar el tenedor y elegir la cuchara.

Comentarios