Domingo 17 de Noviembre/13:58 hs
EL ASALTO AL TÍO PELADO

La caída del "Gringo Díaz" tendrá consecuencias

Por Jorge Conalbi Anzorena

La caída del "Gringo Díaz" tendrá consecuencias

Angel Jesús Díaz, durante un careo frente a su hijo Edgar "Pinguchi", en el juicio por el crimen del cura.

La Detención de Jesús “el gringo” Díaz, en el marco de la investigación del violento asalto sufrido por Norberto Allende -comerciante de la ciudad más conocido como “el tío Pelado”- abre un amplio abanico de especulaciones.

Allende, víctima de una “entradera”, fue sorprendido por un grupo de delincuentes en su casa de Barrio Parque Virrey, durante la madrugada del pasado jueves 31 de octubre. Una vez dentro de su domicilio, fue salvajemente golpeado.

 

"No me mataron de casualidad"

 

Dos días después, en un allanamiento con resultado positivo, la policía detuvo al “Gringo Díaz”, hombre con frondosos antecedentes penales en asaltos violentos . Tras cumplir muchos años en la cárcel, Díaz se había reinsertado en la sociedad y hasta había logrado entrar a trabajar en la Municipalidad de Alta Gracia, en el área de Maestranza, con un sueldo cercano a los 25 mil pesos.

 

La caída del "Gringo Díaz"

 

Si bien a Díaz le asiste la presunción de inocencia hasta el momento en que un tribunal diga lo contrario, el ataque al comerciante removió un hecho de sangre de la historia reciente de Alta Gracia: el crimen del cura Luis Jesús Cortés, ocurrido el 29 de agosto de 2015.

La inusitada violencia ejercida contra Allende hizo recordar a la sufrida por el religioso, antes de ser estrangulado con un cinturón.

Como se recordará, tanto el por entonces fiscal Emilio Drazile como un tribunal con jurados populares, apuntaron contra Edgar Ariel “Pinguchi” Díaz, hijo del “Gringo”. El joven fue condenado a prisión perpetua. En un tramo del proceso judicial, “Pinguchi” involucró a su padre en el hecho delictivo.

 

El día que "Pinguchi" involucró a su padre

También en aquel momento Drazile y el Tribunal coincidieron en señalar que el condenado podría no haber actuado solo, aunque una vez sentenciado “Pinguchi”, esa línea investigativa  quedó en la historia.

Durante el juicio, padre e hijo protagonizaron un recordado careo.

El careo entre el "Gringo" y "Pinguchi": Padre e hijo cara a cara

Galería de fotos

Valorar esta noticia

1% Satisfacción
0% Esperanza
74% Bronca
11% Tristeza
0% Incertidumbre
11% Indiferencia
Comentarios