EDICIÓN IMPRESA

La Banda de los Patagónicos expuso el objetivo Alta Gracia

Una exhaustiva tarea de inteligencia para ingresar en pleno día, en el centro y a una cuadra de la comisaría.
viernes, 4 de agosto de 2017 · 13:01
(Alta Gracia, de nuestra redacción) En la ventosa mañana del viernes 30 de julio, una banda organizada asaltó una joyería en pleno centro de la ciudad. Dejaron un auto marca Ford Focus blanco en doble fila en la calle España al 200 e ingresaron al local. Maniataron con precintos a los dueños y a otras personas que se encontraban en el lugar y se fueron cargando alhajas, relojes y una importante cantidad de dinero en efectivo. Nada llamó la atención de los vecinos. Ni el vehículo desconocido- por la cantidad de autos que llegan cuando hay velatorios en la funeraria que se ubica a pocos metros-, ni la infracción a las normas de estacionamiento, que también les resultó habitual. A las pocas horas, dos de los asaltantes fueron detenidos. Por la noche, la policía atrapó a otros dos. Se trataba de una banda de delincuentes "profesionales” de frondosos antecedentes.

En medio de una tormenta de tierra
La alerta a la policía llegó por un llamado de los dueños de la joyería, cuando lograron soltar sus manos. Se desplegó un operativo cerrojo por el cual los móviles interceptaron las principales vías de la ciudad. Sin embargo, los delincuentes se fugaron por la Ruta 5, evadieron los controles que estaban allí y tomaron la ruta C45. Al llegar al camino a 60 cuadras, en Coronel Olmedo, el vehículo en fuga se encuentra de frente con un móvil de la Policía Caminera y termina impactando con un contra un bordo de tierra. Allí, cuatro delincuentes descendieron del auto. Según narró el Jefe de la Departamental Santa María, comisario inspector Luis Polack, las dos primeras personas en bajar del auto intercambiaron disparos con los efectivos policiales, y las otras dos se alejaron por una barranca. Finalmente, un par fue capturado. "El operativo se desarrolló en medio de una tormenta de tierra y guadal, era muy difícil trabajar en el lugar. Participó personal policial de la Departamental Santa María, la Policía Caminera, la Brigada de Investigaciones y la patrulla de Seguridad Ciudadana”, explicó Polack.
Los hombres detenidos tenían 37 y 43 años. El primero tenía domicilio en la provincia de Río Negro y el segundo en barrio Parque Ituzaingo, de la ciudad de Córdoba. Uno de ellos tenía pedido de captura desde 2013 en Río Negro.  En su poder llevaban alhajas de oro, plata, acero quirúrgico, cadenas, alianzas, relojes, pulseras, anillos, una pinza de corte, una amoladora con seis discos de corte, dos destornilladores largos y una prolongación de unos 10 metros de largo. Los canes lograron encontrar un arma entre los pastizales. 

La persecución continuó en Lozada
Pasadas las 22 del viernes, el rastrillaje continuaba. Cerca de un parador ubicado sobre la ruta C45, personal policial de Lozada observa a un hombre que no era oriundo de esa localidad y procede a controlarlo. Al advertir esta situación, el sujeto huyó y se escabulló entre unos silos. Finalmente, fue detenido. Se trataba de una persona de 33 años oriundo de Puerto Madryn, que llevaba en sus bolsillos varios documentos de identidad. Tras esta nueva detención, el operativo continuó. A las pocas cuadras, dieron con otro hombre que caminaba por los techos intentando ingresar a alguna vivienda. Con la ayuda de algunos vecinos, lograron atraparlo. Era un hombre de 42 años, también de Puerto Madryn, con un pedido de paradero por haber participado en un robo en Chubut. La información recabada por la policía, dio cuenta de que también el hijo de uno de estos madrynenses había sido detenido una semana atrás por participar de un robo en el cual también podría haber estado involucrado su padre. Los dos delincuentes tenían frondosos antecedentes en la comisión de delitos como apertura de cajas, boquetes, salideras y entraderas. 

Una banda organizada
Las personas que la policía logró apresar por su presunta participación en el asalto a la joyería eran "profesionales” en el delito. Polack afirma que, seguramente, pasaron varias semanas en la ciudad analizando la rutina del sector. Además, señala que por las herramientas que llevaban, alguno de ellos podría haber sido contratado por la banda que pretendía entrar al comercio, para realizar acciones específicas como la apertura de una caja fuerte. Los malvivientes, también, viajaban en un auto con pedido de secuestro, usando una patente robada a otro coche. 
La investigación continúa, y la policía sigue aportando elementos. Entre las pruebas ofrecerán las imágenes de los domos (cámaras) de seguridad instalados en distintos puntos de la ciudad, para establecer si algún vehículo más participó del hecho. 

Comentarios

POLOS PRODUCTORES, PRECIOS EN PUERTA y COMUNA DIVIDIDA - 7x7 24 de enero - Sumario Noticias