Nacionales

El martes se inaugurará el monumento al Gauchito Gil

Será en la ciudad de Mercedes de la Provincia de Corrientes y tendrá nueve metros. Se esperan cientos de miles de peregrinos para el 8 de enero.

(Sumario en Red. Alta Gracia) La ciudad correntina de Mercedes está a pocos días de inaugurar la estatua de más de nueve metros de altura del santo popular Gauchito Gil.

Será el próximo martes 8 de enero, el aniversario de su muerte, y se espera una masiva peregrinación de cientos de miles de personas en distintos puntos de país.

"Este año la veneración al Gaucho Gil en su destino final tendrá tres novedades, con la inauguración del monumento, la consolidación del circuito que llega a su tumba que se encuentra en el cementerio local y la vigilia de la Cruz Gil, que estará toda la noche del 7 de enero en un centro de interpretación y la mañana del 8 irá a la iglesia", expresó el viceintendente de Mercedes, Diego Caram.

El monumento al Gaucho Gil será descubierto el 8 en un sector parquizado del cruce de la Ruta Nacional 123 y la avenida Pellegrini, en el acceso a la ciudad de Mercedes, donde habría sido asesinado.

¿Quién fue el Gauchito Gil?

Según La Voz, el mítico personaje adorado en las rutas de todo el país, tiene el siguiente origen:

"La historia de este santo criollo se remite al 8 de enero de 1878 en la ciudad de Mercedes, Corrientes. Gil Núñez fue un soldado de la Guerra de la Triple Alianza, más conocida como la Guerra del Paraguay (1864-1870), degollado por un sargento del Ejército.

Según la leyenda, Antonio Mamerto Gil Núñez regresó a Corrientes luego de pelear en esa guerra y se encontró en su provincia con problemas políticos entre el Partido Liberal (Celeste) y el Partido Autonomista (Colorado).

Juan de la Cruz Salazar, un coronel del Partido Celeste, reclutaba soldados para la guerra y Gil Núñez fue alistado. El hombre no quería seguir peleando, pero tampoco coincidía ideológicamente con el coronel, razones por las cuales desertó junto a otras dos personas.

La tradición oral describe que se convirtió en una especie de “Robin Wood criollo”, que robaba a los ricos para darles a los pobres. Un día fue sorprendido y lo atraparon. A sus compañeros los mataron y a él lo metieron preso. La idea era enviarlo a Goya, donde estaban los tribunales, para juzgarlo.

Gil Núñez había sido tomado como prisionero por el coronel Zalazar, quien lo acusó de desertor y cobarde. Fuera de las filas del Ejército, había una mala imagen porque era sabido que hacían simulacros de fuga y mataban a varios presos cuando los trasladaban hacia Goya.

Por eso, fueron los vecinos quienes decidieron intervenir y velar por la seguridad de Antonio Mamerto Gil Núñez, quien tenía entre su gente una muy buena imagen y entonces pidieron por él y consiguieron su libertad. Pero la tentación de quien estaba a cargo de la custodia de Gil Núñez fue mayor. Antes de llegar a darle su libertad, Salazar decidió parar en un cruce de caminos. Gil Núñez sabía que lo iban a matar, pero antes de morir -dice la leyenda- le advirtió a su verdugo que al regresar a su casa encontraría a su hijo moribundo.

Cuando el hombre regresó a su casa, su esposa le dijo que su hijo volaba de fiebre. Salazar recordó lo que Gil Núñez le dijo antes de morir: “Como vos vas a derramar sangre de un inocente, yo te voy a dar esa posibilidad de salvar a tu hijo”.

Al ver a su primogénito en esa penosa situación, el hombre se arrodilló junto a la cama e invocó el nombre de Antonio Mamerto Gil Núñez. Le pidió perdón por su acto cruel y le rogó para que su hijo mejorara. A las horas de esa petición, el menor mejoró y no tenía fiebre.

En ese contexto, siempre según la leyenda, el coronel Salazar construyó con sus propias manos una cruz con ramas de ñandubay, la cargó sobre sus hombros y la llevó al lugar donde había matado a Antonio Mamerto Gil Núñez. Colocó la cruz, pidió perdón y agradeció. La cruz dio el nombre al cruce de caminos y, con el transcurso del tiempo, se convirtió en un lugar de peregrinación al que todos los 8 de enero llegan cientos de promesantes."

 

Galería de fotos

Valorar esta noticia

25% Satisfacción
0% Esperanza
75% Bronca
0% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios