BRASIL.

Desforestación: 91 muertes y más de 6.000 evacuados por las lluvias en Pernambuco

miércoles, 1 de junio de 2022 · 07:33

(Nodal) La cifra reportada este lunes sobre el saldo de fallecidos por las inundaciones en el estado de Pernambuco en Brasil supera los 90, luego de que fuertes lluvias azotaron la región durante más de una semana.

Medios locales informaron que la cifra se fija en 91, mientras que Metsul reportó 96 decesos en su actualización más reciente, a través de la red social Twitter.

De acuerdo con las autoridades brasileñas, aún continúan 26 personas desaparecidas, y más de 6.000 personas están sin hogar como resultado de las fuertes precipitaciones, aunque plataformas locales reconocen la falta de políticas gubernamentales que han incidido en el derrumbe de viviendas.

El gobernador, Paulo Câmara, había declarado el estado de emergencia en el territorio luego de que el lodo arrasara varias comunidades brasileñas, entre ellas una de las más afectadas, la de Jardim Monte Verde, en el límite entre Recife y Jaboatão.

De igual manera, 14 municipios de Pernambuco declararon estado de emergencia, entre los que se encuentran Cabo de Santo Agostinho, Camaragibe, Goiana, Jaboatão dos Guararapes, Macaparana, Moreno, Nazaré da Mata, Olinda, Paudalho, Paulista , Recife, São José de Coroa Grande, São Vicente Férrer y Timbaúba.

Según el secretario ejecutivo de Defensa Civil de Pernambuco, Leonardo Rodrigues, el número de personas sin hogar es de 6.170. “Estas personas están en albergues públicos, en los municipios que han instalado estos recursos. Tenemos aproximadamente 40 municipios afectados. Estamos ante un evento que normalmente no se ve”, subrayó el teniente coronel.

Por otra parte, el Instituto Nacional de Meteorología (Inmet) pronostica otras fuertes lluvias para el estado y también para las regiones de Paraíba, Alagoas y Sergipe, especialmente en las regiones costeras.

En febrero en Petrópolis, en el estado de Río de Janeiro, murieron 233 personas a causa de las lluvias torrenciales y los deslizamientos de tierra. Por su parte, el Movimiento de Afectados por Represas (MAB) valoró a través de un comunicado que estos hechos se pueden evitar.

Aludiendo específicamente al reporte en Pernambuco, la organización señaló que “todos los deslizamientos, así como todas las muertes, se podrían haber evitado si hubiera habido un mayor cuidado de la vida; y si las políticas públicas encaminadas a la preservación del medio ambiente, la vivienda plena y el saneamiento básico estuvieran a la orden del día”.

Comentarios