El Congreso destituyó al Presidente de Perú

martes, 10 de noviembre de 2020 · 23:35

(Agencia Télam) Este lunes, Martín Vizcarra, el ya expresidente de Perú fue destituido luego de no superar el segundo pedido de vacancia en su contra, y quedó excluido del poder Ejecutivo.

De esta manera, Manuel Merino, será el Presidente del Parlamento de manera interina hasta completar el mandato actual, el cual culminará el 28 de julio de 2021.

“Es un momento difícil para el país, la población nos mira con expectativas y a la vez con preocupación; es innegable que atravesamos una crisis que hace que nos enfrentemos a dilemas permanentes y a decisiones constantes”, afirmó el flamante mandatario en su primer discurso ante el parlamento.

 

Arce asume la presidencia en Bolivia a 11 meses del golpe de Estado

 

“Acá no hay nada que celebrar, es un momento muy difícil para el país y tenemos que asumirlo con entereza moral y valor democrático”, subrayó Merino, y sostuvo que el Congreso actuó “con el debido proceso” al destituir a Vizcarra en el segundo juicio político que el formó en menos de dos meses, en este caso por una denuncia según la cual recibió sobornos cuando era gobernador de la región sureña Moquegua, en 2014.

Merino, ingeniero agrónomo y empresario ganadero de 59 años, llegó al Ejecutivo después de que las sucesivas crisis dejaran al país sin los dos vicepresidentes que establece la Constitución.

Estaba al frente del Congreso en virtud de que el partido centrista Acción Popular (AP), al que pertenece desde hace 41 años, obtuvo la primera minoría en las elecciones de enero pasado, celebradas para completar el período luego de la disolución del parlamento decretada por Vizcarra en septiembre de 2019.

 

En Bolivia, Alberto Fernández se reunió con el Rey de España

 

El flamante presidente se reunió primero con los comandantes generales de las Fuerzas Armadas, quienes le expresaron su respaldo, y después recibió la banda presidencial de manos de Luis Valdez, que se convirtió en titular interino del Congreso.

En su discurso, Merino dijo que la salud será una de sus prioridades en referencia a que Perú, con más de 922.000 casos y casi 35.000 muertos por coronavirus es el tercer país con mayor tasa de mortalidad por habitante en la pandemia, según la universidad estadounidense Johns Hopkins.

“Tenemos que hacer el esfuerzo para dejar de ser el país con el peor manejo de la pandemia y garantizar las medidas necesarias para que una segunda ola no nos encuentre con una vulnerabilidad como cuando empezó la emergencia sanitaria”, comentó, según la agencia de noticias Andina.

También marcó como prioridades la reactivación económica, la creación de empleo, la educación, la seguridad y la lucha contra la corrupción.

 

Cristina Fernández asumirá como presidenta este fin de semana

 

Mientras Merino juraba y daba su primer mensaje, se multiplicaban las protestas en Lima, no solo en las inmediaciones del Congreso -cuyo perímetro fue cercado por la Policía- sino en diversos barrios en los que sonaron cacerolazos y en los que las concentraciones callejeras fueron reprimidas con gases lacrimógenos, balas de goma y disparos al aire, con un saldo de al menos 30 detenidos y dos heridos, según medios locales.

Las manifestaciones se replicaron en Arequipa, Trujillo, Cusco, Huaraz, Piura, Moquegua, Loreto, Puno y Huancayo, entre otras ciudades.

Esas protestas se correspondieron con las críticas de numerosos políticos, entre ellos los precandidatos presidenciales Verónika Mendoza, del Frente Amplio izquierdista, y Julio Guzmán, del Partido Morado centrista.

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios