Miércoles 18 de Septiembre/06:00 hs
EDICIÓN IMPRESA

“Macri agarró un país enfermo de gripe y lo transformó en un enfermo de cáncer”

Entrevista a Victoria Donda.

Por Andrés Cottini
De Nuestra Redacción

La diputada nacional Victoria Donda integra Somos, agrupación que integra el Frente de Todos y que lleva a Alberto Fernández como candidato a Presidente. Hija de desaparecidos, ferviente impulsora de la despenalización del aborto y militante social, visitó Alta Gracia y recorrió cooperativas, museos y terminó su visita con una entrevista exclusiva para Sumario, el diario de los viernes.

¿Qué la trajo a Alta Gracia?
Apoyar la lista de Alta Gracia Somos Todos que lleva a Saira Asúa como nuestra candidata a viceintendenta. Nos parece importante ayudar emprendimientos políticos de estas características: independientes, por fuera del sistema político tradicional pero también ocupando un lugar. Creemos que Alberto Fernández representa la salida a la crisis que está viviendo el país y en ese sentido desde Somos, formamos parte de ese espacio.

Estuvo junto a cooperativas y en el Centro de Comercio de Alta Gracia. ¿Cuál fue el motivo de esas vivistas?
Poder entender cuáles son los reclamos que tienen hoy en carácter sobretodo económico y social, conocer la angustia que están pasando y también cuáles son las expectativas para lo que viene.

Al anunciar tu visita, hubo una gran reacción en la ciudad por asociarte a la legalización del aborto. ¿Por qué sucede eso?
Hay distintas opiniones y es lógico que haya. Es un tema controvertido. Cuando uno no sabe manifestar su posición con otra cosa que no sea violencia, pasa esto. La violencia está en la sociedad, no es de un tema en particular. La legalización del aborto es un tema difícil de abordar, que toca subjetividades muy internas que tiene que ver con la moral, con los comportamientos sexuales, con los prejuicios, con lo que uno piensa que tiene que ser la sociedad, con lo que piensan que tienen que ser tus hijas, con lo que tenés que ser vos… Para  los hombres es un tema mucho más fácil de juzgar. 

¿Genera divisiones dentro de las mujeres? 
Sí, pero no está mal. El problema no es que se debata o genere discusiones fuertes, el problema es que la ley tiene que ser pareja para todos y todas y quienes tengan otras posiciones, tienen que poder ser receptados por esa ley.

En 2003 formó parte del Frente Para La Victoria, asumió como Diputada en el 2007 y en 2008 se distanció y cuestionó duramente a Cristina Fernández. ¿Por qué vuelve a formar parte de un frente con Cristina?
Primero porque no es el Frente Para La Victoria, no es el kirchnerismo. Si hay algo que lo demuestra es que el candidato es Alberto Fernández y que hay personas en ese espacio que no somos parte del kirchnerismo, que no fuimos parte, que fuimos críticos y que mantenemos esas críticas. Pero también entendemos que nos tenemos que juntar todos y todas las que creemos en un Estado fuerte que represente a la sociedad para poder salir de la crisis.

Muchas veces las contradicciones propias de la política hacen que las fuerzas progresistas abandonen los frentes y formen parte de la oposición. ¿Por qué sucede esto?
Depende la actitud de esas fuerzas progresistas. O sea, va a haber cosas en las que no voy a estar de acuerdo pero creo en mi propia identidad, los principios y el proyecto político que defiendo. Nosotros tomamos la decisión de ser parte de un proyecto político que quiere recuperar el Estado para que represente a la sociedad.

¿Existen límites?
El límite tiene que ver con la construcción de ese estado fuerte y al Estado lo debilitan algunas cosas, por ejemplo la corrupción y por supuesto aquellas personas que no creen en el Estado. Eso me parece el límite más importante.

Está como cuarta candidata a Diputada por la Ciudad de Buenos Aires, ¿se ve en otra función que no sea legislativo?
Sí, me veo en muchos otros lugares pero hoy mi sueño es entrar como Diputada Nacional, que gane Alberto Fernández la Argentina, que Matías Lammens sea Jefe de Gobierno y que Saira Asúa sea viceintendenta de la ciudad de Alta Gracia.

¿De ser un cargo ejecutivo, en qué áreas se ve?
No estoy pensando en un cargo ejecutivo. Mi mamá de crianza, que me marcó mucho en mi vida, era una mujer muy humilde pero muy inteligente y sensible. Me decía algunas cosas que me dejaron marcada. Por ejemplo: “nunca te acuestes con maquillaje”, porque te arruina la piel y que “nunca hay que poner el carro delante del caballo”. Primero tenemos que ganar. Así que estoy concentrada en que en octubre, Alberto Fernández se transforme en el nuevo presidente. 

En un momento Alberto Fernández habló del Ministerio de la Mujer, ¿Se siguió hablando?
Yo estoy muy contenta que él haya recogido esa idea y que hoy sea uno de los puntos fuertes del futuro gobierno.

¿Quién es Cristina Fernández?
Una gran dirigente que tuvo un gesto inesperado y sorpresivo para muchos y muchas y que representó tener hoy una puerta de salida a la crisis construida por Cambiemos. 

¿Cómo califica al gobierno de Mauricio Macri?
En lo positivo, creo que ha impulsado algunos debates interesantes y que… nada más. El daño mayor es el rumbo económico. Macri agarra el país como si fuese un paciente con gripe y con algunos puntos problemáticos: inflación, economía atada al dólar, pobreza. ¿Qué hizo Macri? agarró ese país enfermo con gripe y lo transformó en un enfermo de cáncer. Tenemos el doble de inflación, el dólar disparado, los intereses por las nubes, el riesgo país está como en el 2001, la pobreza aumentó, se profundizó la indigencia… todo mal. 
 

Comentarios