Miércoles 23 de Octubre/09:51 hs
EDICIÓN IMPRESA

Pasajeros al tren

Panorama político.

Por Jorge Conalbi Anzorena

Director Periodístico

 

A punto de partir el tren con destino al 22 de septiembre, el próximo domingo 28 de julio se realizarán las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias municipales. Paridos a partir de la durísima interna peronista y merced a un acuerdo entre el intendente Facundo Torres Lima y el concejal opositor Roberto Jorge Brunengo, estos comicios convierten a Alta Gracia en la segunda ciudad de la provincia de Córdoba que las implementa.


La sola realización de estos comicios es consecuencia de la pulseada interna del peronismo. Basta con recordar los intentos por evitarla que sin éxito llevó adelante el viceintendente Juan Manuel Saieg, quien junto a la concejala Daniela Ferrari recurrió incluso al Tribunal Superior de Justicia de Córdoba. No hubo boletos para ellos en la formación y ambos se quedaron anticipadamente en el andén.


No serán los únicos.


Hacemos por Córdoba dirimirá la conformación de su lista de candidatos entre cuatro opciones, entre las que la oficialista que postula a Marcos Torres Lima corre desde hace tiempo con evidente ventaja y los números finales determinarán si alguna de las opciones de ese aglomerado variopinto alcanza a colar al menos un postulante con chances de disputar en septiembre por una banca en el legislativo. La gran mayoría… al andén.


Y también se perderán el tren las fuerzas que el domingo no alcancen el cuatro por ciento de los sufragios. Si bien –a partir de una reforma posterior- este porcentaje es la mitad del ocho por ciento que originalmente contemplaba la apurada ordenanza que estableció la realización de estas Paso, está muy lejos del 1,5% que contemplan las primarias nacionales.
Tal como está planteado el actual escenario, no es descabellado pensar que apenas la mitad de los actuales precandidatos a intendente y vice continuarán en carrera a partir del próximo lunes.


La novedad de las Paso municipales deberá, además, sortear la prueba de la asistencia a las urnas. Las especulaciones acerca de la cantidad de ciudadanos que acudirá a votar el domingo varían del 65% entre los más optimistas a un 45% entre quienes no depositan mayores expectativas.


La masividad es clave para el resultado: cuando la concurrencia es escasa, el peso de los aparatos partidarios puede resultar determinante. De allí que los principales protagonistas dedicaran la última semana de campaña a aceitar los preparativos para el día de las primarias.


Con Marcos Torres Lima y Leandro Morer dirimiendo la pelea de fondo, el kirchnerismo encabezado por Diego Heredia intentará captar el voto progresista que hasta 2015 contó con representación en el legislativo municipal. En la semana que quedó atrás, la fórmula Heredia-Asúa sumó un impulso adicional: el apoyo explícito del candidato presidencial del espacio, Alberto Fernández, quien no sólo recibió a los precandidatos altagracienses sino que hasta filmó un video de apoyo en el que aseguraba que le hubiera gustado estar en el acto de cierre en Alta Gracia.


Marcos Torres Lima dedicó la última semana a reforzar el trabajo territorial recorriendo barrios y con una seguidilla de reuniones con referentes de distintos sectores.


Los opositores Leandro Morer y Amalia Vagni evitaron la confrontación directa con Torres Lima y pusieron el acento en una batería de propuestas de su eventual gobierno. La presentación de ese programa de gobierno con un masivo acto en la Casa Radical “ReynadoLuppi”, constituyó un fuerte impulso para la campaña. El accidente de un militante que sufrió una descarga eléctrica mientras colocaba un pasacalle, abrió una polémica y golpeó a la alianza.

Lo que viene
Las primeras primarias no sólo definirán la interna peronista y trazarán un panorama del humor político de la ciudadanía con vistas a la elección de septiembre. Constituirán un verdadero plebiscito a la gestión de Facundo Torres Lima. El Intendente necesita de una contundente victoria de su hermano para proyectar su futuro político, que ya imagina ocupando una banca en el Congreso de la Nación a partir del próximo 10 de diciembre. La especulación obedece a las versiones dando cuenta que Carlos Gutiérrez y Oscar González –principales candidatos de la “boleta corta” de Hacemos Por Córdoba- continuarán en el gabinete de Juan Schiaretti, lo que le allanaría el camino a Torres Lima, quinto postulante en la nómina.


En paralelo a la contienda de Alta Gracia, el legislador Walter Saieg se movió con velocidad aglutinando militancia en favor de la candidatura presidencial de Alberto Fernández. La semana pasada congregó a una nutrida comitiva del Departamento Santa María en Villa Carlos Paz. El posicionamiento nacional del legislador abrió suspicacias y hasta resquemores en el entorno del Gobernador. La apuesta es fuerte y, con los resultados del 11 de agosto –cuando se dirima la primaria nacional- en la mano, empezará a conformarse un nuevo esquema de poder.


Esto no quiere decir que la batalla abierta entre Torres Lima y Saieg haya llegado a su fin. Por el contrario, podría estarse reformulando.
 

Valorar esta noticia

0% Satisfacción
25% Esperanza
50% Bronca
0% Tristeza
25% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios