EDICIÓN IMPRESA

Un centro de locales vacíos

Negocios que cierran, otros que migran buscando alquileres más baratos y altísimo desempleo.
domingo, 08 de diciembre de 2019 · 10:00

Por Julia Conalbi

De nuestra redacción

 

Suspiros, caras largas y pesimismo. Es lo primero que se advierte al acercarse a un comerciante de Alta Gracia a hablar acerca de la situación de las ventas el último año. Las operaciones minoristas llevan entre un año y medio y dos de caída constante. Ante ese contexto, quienes gestionan un comercio, no tienen más remedio que apelar al ingenio, ajustar los números e idear estrategias de supervivencia.


Recorrer el centro de la ciudad a pie es observar, de una y otra vereda, locales en alquiler. Casi todas las cuadras de Avenida Belgrano tienen oferta para instalar un comercio. Algunos carteles llevan meses allí colocados. Una gran cadena de electrodomésticos que cerró y una casa de juegos electrónicos que se trasladó a la ruta 5 son los locales vacíos más amplios. Pero las vidrieras que solo muestran una habitación sin nada en su interior están por todas las arterias más o menos céntricas: España, Mateo Beres, San Martín, Urquiza… Algunos locales, se dejaron de utilizar debido al cierre de un comercio y otros porque sus dueños se vieron obligados a buscar alquileres más económicos. Los carteles de “Se alquila” permanecen esperando un valiente inversor que se atreva. La osadía no abunda.


No es solamente valentía lo que se necesita para atreverse a instalar un comercio en el centro, donde los costos son más elevados. Más allá de que, como contraparte, se espera que las ganancias también lo sean, la realidad es más compleja. A nivel nacional, en los últimos 14 meses ha habido un fuerte descenso en el consumo minorista en diferentes rubros. Esta coyuntura afectó a gran parte de los comerciantes altagracienses, que debieron idear estrategias para surfear en la crisis. Los rubros que sufrieron las mayores caídas en sus ventas en todo el país fueron neumáticos y repuestos de autos y motos (-13,8%); ropa y artículos deportivos y de recreación (-10,4%); electrodomésticos, electrónicos, computación y celulares (-10,2%) y ferretería, materiales eléctricos y materiales para la construcción (-10,1%). Entre las ramas que afectan el consumo personal, se relevaron caídas en calzado y marroquinería (-8,6%); juguetería y artículos escolares (-7,8%); indumentaria (-5,1%) y alimentos y bebidas (-3%). Otros rubros que tuvieron bajas en sus ventas fueron bazar y regalos (-9,3%); y muebles, decoración y textiles para el hogar (-6%). Alta Gracia no es una isla y las dificultades también se vivieron en la ciudad.


“Vemos que este año, particularmente, se ha vendido menos. Costó mucho más y hubo muy poca plata en la calle. Incluso el día de la madre, que siempre es muy bueno, estuvo bien, pero nada comparado con otros años. Normalmente, con las ventas de esa fecha, tirábamos bien hasta las fiestas y este año solo salvamos octubre. Ahora vienen las fiestas y estamos tratando de ofrecer cosas económicas y ofertas si deciden comprar varias prendas” explicó a Sumario, el diario de los viernes, la propietaria de un negocio céntrico de indumentaria femenina. Otra comerciante del mismo rubro agregó: “Estuvo complicado, tuvimos que reducir los empleados a uno solo y también implementar promociones, 2x1 y ofertas para animar a la gente a comprar. Ahora la gente piensa dos o tres veces antes de comprar algo, aunque tal vez sea algo que necesita”. Por su parte, en una panadería de calle Belgrano, la encargada explicó que: “Bajó el consumo de las cosas básicas como el pan o la leche, entonces se hace muy difícil. Fue un año muy duro, la verdad. No solo en Alta Gracia, sino en todos lados”.

La unión hace la fuerza
Mariela Auer, presidenta del Centro de Comercio, Industria y Turismo de Alta Gracia y sus Sierras, dialogó con Sumario, el diario de los viernes, sobre la situación vivida en 2019.  “Ya venimos de más de un año y medio de caída del consumo. Obviamente, que eso no escapa al contexto nacional. A todos nos está pasando y en distintos rubros. El alto nivel de inflación sumado las tasas de interés altísimas de los bancos conforma un combo que ha provocado y llevado a esta situación de baja de ventas. En el contexto local, hay un esfuerzo muy grande de todos los comerciantes para sostener el empleo en la medida que se pueda. Si bien no hemos tenido masivos despidos, ha habido algunas bajas. Hubo comercios que han cerrado y otros que se han mudado buscando alquileres más bajos. También existieron locales que cerraron y que esos mismos emprendedores, entre varios, realizaron alguna apuesta en conjunto” indicó Auer.


Las acciones llevadas a cabo desde el Centro de Comercio durante 2019 apuntaron, por un lado, a mejorar las condiciones de los vendedores. Principalmente, el problema de las altas tasas financieras complicaban a los comerciantes en las transacciones realizadas con tarjetas de crédito. “Desde el inicio del año, lo que hicimos fue trabajar mucho con las cámaras, principalmente con Fedecom (Federación Comercial de Córdoba) y con Came (Confederación Argentina de la Mediana Empresa). Se ha logrado bajar las tasas de intereses que nos cobran las tarjetas de crédito. Eso se fue modificado y nos ha ayudado mucho. Insistimos también con que continúen los planes Ahora 12 y Ahora 6. Tenemos incertidumbre a ver qué pasa ahora con este nuevo gobierno y ver qué incentivos hay para la industria y el comercio” puntualizó.


Frente a la situación nacional, el Centro de Comercio apuntó a realizar acciones concretas que tendieran a mejorar el nivel de ventas de los negocios. Muchas de ellas estuvieron destinadas al sector gastronómico. Noches de pastas, pizzas, 2x1 en hamburguesas y otras propuestas para tentar a los altagracienses a salir de sus casas y comer algo rico en un bar o restaurante. La idea era que la promoción fuese para consumo en el local, porque eso impulsaba la venta de bebidas y postres además del plato principal. “Tratamos que el rubro gastronómico empezara a funcionar mejor. Consideramos que el tema de la asociación ha tenido buena repercusión. Hemos notado muy buena recepción de estas propuestas. Incluso los mismos gastronómicos han notado que estas acciones conjuntas tuvieron más impacto que algunas campañas individuales” enfatizó Auer.


La última campaña, que incluyó varios rubros, fue la de los Días Locos de Descuentos. También el impacto de esa propuesta fue muy bueno según las consultas realizadas por el Centro de Comercio. Pero, para su presidenta, lo más importante fue la construcción del trabajo en conjunto: “Nos sirvió mucho este año para ir entendiendo que somos competencia, pero que también somos colegas y que dentro de la competencia podemos hacer algo juntos para beneficiarnos todos”.

Asignatura pendiente: generación de trabajo
La generación de nuevos puestos laborales es la gran materia que quedó en deuda para el próximo año. Las altas tasas de desempleo también se notan en la ciudad, por eso mismo, Mariela Auer plantea como un desafío para el 2020: “Trabajar para que las empresas locales tengan la posibilidad de dar el paso para la exportación. Eso genera trabajo y es lo que más se necesita. Yo lo veo en mi comercio, me llegan entre diez y quince currículum por día sin tener ninguna convocatoria para un puesto laboral”.
 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

7X7 - 7 días de información en 7 minutos Viernes 17/1/2020 - Sumario Noticias