EDICIÓN IMPRESA

“Mi principal amenaza es el contexto económico”

El actual Secretario de Gobierno asumirá la Intendencia de Alta Gracia el 11 diciembre.

La adrenalina electoral del 22 de septiembre dio paso, luego de dos intensas semanas, a una relativa calma pos tormenta. “Llegó la hora de dar vuelta la página”, aseguró el intendente electo durante una entrevista realizada en el programa radial Juntos a la Par de Siempre Radio 93.3, mientras que se encargó de asegurar que no recibió ningún llamado por parte del principal candidato opositor de Alta Gracia Crece. “Leandro Morer nunca me llamó para felicitarme. Sí lo hicieron Amalia Vagni y Marcelo Jean. Además, estuve en contacto con los dos Tribunos de Cuentas electos y con mucha otra gente del radicalismo, pero no con el candidato, igual tampoco lo esperaba. Ahora, hay que dar vuelta la página y mirar para adelante”, dijo Marcos Torres Lima. 

El intendente electo aprovechó la oportunidad para cuestionar ciertas “actitudes y palabras” que tuvo Morer durante la campaña electoral: “Me gusta la coherencia, y nunca compartí muchas de sus palabras, como la utilización del término “rival”. Por cómo la usó, hacía referencia a que éramos enemigos y eso me parece triste porque es perjudicial para la sociedad, igual entiendo su bronca y su malestar. Tuvo una gran oportunidad, porque la coyuntura le dio muchas más posibilidades que las que tenía inicialmente”. 

El ajustado triunfo electoral de Hacemos por Córdoba, llegó con ciertas reflexiones por parte de los principales dirigentes del oficialismo, para tratar de justificar el achicamiento de la diferencia comparada con las elecciones PASO del 28 de julio. “A nosotros se nos mezcló una elección general con una interna partidaria y sabíamos que eso iba a repercutir. A eso se le sumó un Concejo en contra durante muchos meses”. 

Según Marcos Torres Lima, la brecha se achicó por dos factores fundamentales: las propuestas lanzadas por Alta Gracia Crece y la sangrienta interna partidaria del PJ. “El indeciso vio propuestas desde la otra fuerza que eran muy atractivas, y muy difícil de superar. Pero no eran propuestas muy responsables, porque a la hora de cumplirlas hubiera resultado muy difícil, y eso es lo que después genera el descreimiento de la sociedad. Yo creo en otra forma de hacer política. Por otro lado, hay una estructura de poder, que forma parte también de la gestión actual y que pertenece al sector de Walter Saieg, que trabajó visiblemente en contra. Yo me crucé a muchos compañeros y me dijeron “estoy cumpliendo órdenes”. Todo esto lo que deja claro es que hay que replantearse el tema del adoctrinamiento en el seno del partido”. 

El gabinete que viene
Si bien hasta el momento no hay certezas con respecto al gabinete municipal que se hará cargo de sus funciones a partir del próximo 11 de diciembre, algunos nombres conocidos comienzan a circular. “Hoy, a una semana de haber ganado, no me he puesto a diseñar ni a ver nombres. Hay que saber también con qué recursos vamos a contar. Tenemos un montón de cuadros políticos, gente que ha crecido con este proyecto, y que ha participado de todos los logros que vemos hoy en la ciudad”. El actual Secretario de Gobierno confirmó que en principio hay un acuerdo con el Socialismo por un puesto en el gabinete. “Hay una promesa hecha de antemano a Rodrigo Martínez en el área de Educación. Pero fuera de eso, todo lo que se dice o se asegura es arriesgado”.

Otras de las opciones que se barajarían desde el próximo Ejecutivo es la posibilidad de achicar o unificar secretarías y direcciones, con el objetivo de ahorrar. En relación a este punto, Torres Lima aseguró: “No vamos a poner nunca en jaque las finanzas del municipio. Se vienen momentos complicados y quiero llevarle tranquilidad a la gente de que, si hay que hacer reducción, van a venir por el lado del gabinete”. 

La idea de priorizar la faceta social de la gestión fue uno de los ejes de campaña de Marcos Torres Lima. En este sentido elogio el trabajo realizado hasta el momento por la Secretaría de Salud, Desarrollo y Equidad Social, que adquirirá mayor protagonismo en los próximos cuatro años. “Estoy muy contento con los responsables del área. El trabajo de Fernando Mina y Daniel Ledesma, es intachable, pero por ahora no hay definiciones”. 

Una fiesta para todos
El futuro Intendente fue contundente al asegurar que la fiesta mayor de la ciudad será protagonista de algunas modificaciones de fondo. “Tengo una mirada concreta: quiero que sea una fiesta accesible para todos los vecinos. Escuchaba que hay artistas que pasan el caché en dólares y me parece un despropósito, sobre todo en este momento de crisis. Por otro lado, hay figuras que se amoldan al momentos social y económico y otras que no. La fiesta no puede trasladar esos costos al precio de la entrada, sólo para traer a un artista que cobre en dólares. Alta Gracia no va a correr un riesgo desmedido y tampoco vamos a hacer una fiesta para dos personas. Hay que buscar un equilibrio entre una grilla convocante y una entrada razonable para que a todos les vaya bien”.

El vínculo de la Municipalidad con el Encuentro Anual de Colectividades es cada vez más definitivo y Torres Lima no descarta una posible modificación a la ordenanza que lo regula. “Es cierto que la fiesta se fue municipalizando. Hoy es la Municipalidad la que elige la comisión, la que paga anticipos y la que se hace cargo de muchas otras cosas. Está bien que sea así, sería imposible que con esta estructura sería imposible que se haga cargo una comisión ajena al Municipio. Creo que la ordenanza se debe estudiar, conjuntamente con la oposición, y ver qué modificaciones pueden hacer es pos de mejorar. Lo que tenemos es un modelo que funcionó durante mucho tiempo, pero que tiene que renacionalizarse. Hay muchas cosas a trabajar que quiero cambiar, pero no se pude hacer de la noche a la mañana”. 

Un contexto económico adverso y una fuerte oposición en el concejo serán los desafíos que deberá afrontar el próximo Intendente de los altagracienses. “No le tengo miedo a las críticas, a un tribuno de cuentas con mayoría de la oposición, porque nos obliga a ser mejores. No le tengo miedo a, como dicen, un “concejo complicado”. La prioridad siempre va a ser estar cerca de la gente, porque ahí está el termómetro más importante”.
 

Comentarios