Domingo 17 de Noviembre/13:57 hs
EDICIÓN IMPRESA

Azul y Milagros llevan su proyecto escolar de Anisacate a Misiones

Dos alumnas del IPET 118 Juana Azurduy clasificaron a la instancia nacional del certamen.

Por Julia Conalbi
De Nuestra Redacción

Las olimpiadas de diferentes disciplinas permiten a los estudiantes aplicar los conocimientos de un modo diferente al que se practica en las clases aúlicas. Desde hace dos años, se realizan las Olimpiadas de Química, Procesos y Alimentos. Apenas surgieron, el IPET 118 Juana Azurduy de la localidad de Anisacate, cuya especialización es la alimentación, se inscribió para participar. En esta segunda experiencia, realizada a principios de octubre, dos alumnas de la escuela clasificaron a la instancia nacional. 

El certamen está destinado a escuelas técnicas y los estudiantes deben llevar un proyecto y resolver una situación problemática que se les presenta y para lo que se les da tres días para que trabajen. Este año, Azul Fernández y Milagros Gigena viajaron a Carlos Paz a participar de la instancia jurisdiccional y llevaron su proyecto de elaboración de hidromiel. “En un momento, la idea había sido que las chicas hagan cerveza artesanal. Sin embargo, finalmente decidimos modificarlo al hidromiel porque esta bebida, que reemplaza la cebada por miel, es apta también para celíacos. Su sabor y graduación alcohólica no varían demasiado de la cerveza, pero permite que la ingieran quienes no toleran el TACC” explicó Patricia Nardo, docente que acompañó a las alumnas.

Azul y Milagros están en séptimo año del IPET 118 y, a pocos meses de convertirse en técnicas, decidieron participar en las olimpiadas en el marco del trabajo que realizan en la asignatura Formación en Ambientes de Trabajo, que es en la materia en la que además llevan a cabo sus pasantías.

De la instancia provincial, participaron 56 escuelas con dos estudiantes cada una. En una primera instancia, cada dúo de alumnos presentó su proyecto. Posteriormente, se realizaron equipos de seis estudiantes pertenecientes a tres instituciones y debieron resolver un problema. De los 18 equipos resultantes, solamente tres pasaban a la instancia nacional. Azul y Milagros trabajaron con alumnos del IPET 189 de la ciudad de Córdoba y del IPET 344 de Villa Cura Brochero. El desafío que tuvieron que encarar fue la preparación de una cerveza artesanal de tipo stout.

“Durante muchas horas, las chicas trabajaron realmente muy bien. Es muy gratificante observar cómo se desempeñan. Cuando uno pone a los estudiantes frente a situaciones problemáticas, lo que sucede es que ellos mismos se dan cuenta de lo que saben y de que son capaces de resolverlo” explicó Nardo.

El equipo en el que participaron Azul y Milagros quedó en tercer lugar de la clasificación hacia la instancia nacional de las Olimpiadas de Química, Procesos y Alimentos. Entre el 26 y el 30 de noviembres, las chicas participarán de una nueva instancia con un equipo diferente en Puerto Rico, Misiones.

Satisfecha por el trabajo realizado por las estudiantes y los colegas de la institución, Nardo señaló que “las acompaña siempre un docente, pero son muchos más quienes están detrás de este proyecto. Todos los profesores de la especialidad han estado trabajando para que esto pueda ocurrir”.
 

Comentarios