EDICIÓN IMPRESA

Un debut inmejorable y un sueño posible

El joven boxeador debutó en el circuito profesional con un knockout frente a Nicolás Vargas.
sábado, 29 de abril de 2017 · 10:00
(Alta Gracia, de nuestra redacción) Eduardo "El Niño” Casal tiene 20 años y el pasado sábado 22  realizó su debut como boxeador profesional en el peso wélter (hasta 66 kilos), durante una pelea que tuvo lugar en Alta Gracia. A los 1,20 minutos del primer round, Edu dejó fuera de combate por knockout al marplatense Nicolás Vargas, lo que significó un debut inmejorable. "Por ahí como espectáculo no está bueno, pero para mí es lo mejor, porque no me lesioné”, cuenta Edu entre risas. La primera contienda fue todo un éxito y dejó en evidencia el potencial de este joven boxeador, que ganó todas sus peleas como amateur y espera continuar con la buena racha en su próxima pelea, que podría tener lugar entre los meses de mayo y junio, en Quilmes, provincia de Buenos Aires. 
Eduardo empezó a incursionar en el deporte de contacto a los 14 años, cuando su padre comenzó a inculcarles a él y a su hermano el amor por el karate. Después, una cosa llevó a la otra, y luego de pasar por el king boxing y el MMA (Artes Marciales Mixtas) Edu decidió dedicarse de lleno al boxeo, teniendo a Adolfo "Fofi” Moreschi como entrenador y mánager. "Lo que más me gusta del boxeo, es que es un deporte que te permite tener metas y objetivos. Acá todo está mucho más regulado que en el resto de los deportes de contacto, y las victorias o derrotas dependen exclusivamente de uno. Lo que pasó el sábado yo lo vengo soñando desde hace seis años, y me fui preparando para eso durante todo este tiempo. Fue la pelea más importante de mi vida, ahora tengo una meta, un sueño”.
Para Eduardo, en el boxeo es fundamental la parte psicológica, dejar atrás el miedo y la inseguridad, para sentirse confiado. "Entrenar la cabeza es igual de importante que entrenar el cuerpo. Es un 50 y 50. La constancia y nunca dejar de soñar son cosas fundamentales para poder llegar a ser alguien importante en este deporte”.
"El Niño” remarcó que la decisión de dedicarse al boxeo, marcó su vida y su rutina. "Este deporte te exige una conducta determinada. No podes salir a bailar y volver a cualquier hora, o tomar hasta cansarte. Hay muchas cosas que yo dejé de hacer, porque no te podes dedicar a medias, es todo o nada, y ahí es donde entra en juego la constancia de cada uno y la seriedad que cada uno le pone a la actividad a la que se dedica”, aseguró.  

Un referente...
Me gusta mucho jugar con el cambio de guardia, como una forma de desconcertar al oponente. Por esos mis dos referentes son un diestro y un zurdo: Felix Verdejo y Vasyl Lomachenko . 

Un sueño...
Yo quiero ser campeón del mundo, así me imagino dentro de 30 años. 

Comentarios