Domingo 23 de Septiembre/13:52 hs
EDICIÓN IMPRESA

Micromecenas para un proyecto cultural en Alta Gracia

Una artista local apela a una plataforma en línea para reunir fondos para un centro cultural.

(Por Melisa Antunez, de nuestra redacción)
 
Hasta hace poco, si una persona estaba deseosa de lanzarse a un emprendimiento artístico cultural, las opciones abarcaban pedir un crédito o bien apelar a la ayuda de familiares y amigos. Sin embargo, mediante la opción del micromecenazgo o financiamiento colectivo, hoy se puede conseguir el dinero necesario para financiar un proyecto. 
En la antigüedad, los artistas dependían de los grandes mecenas para el desarrollo de sus proyectos, la ejecución de su trabajo e incluso para su manutención personal. En el presente, se revive la figura del mecenas, pero apoyado en lo colectivo: ya no es una sola persona quien proveé los recursos, sino que son muchas aportando pequeñas contribuciones.

Romina Testoni es pianista y hace 31 años que dicta clases de piano a niños y adultos en "Villa Roma”, un chalet de 1920 perteneciente a sus abuelos paternos, ubicado sobre calle Achával Rodríguez 374, barrio Carlos Pellegrini. Desde pequeña vivió allí, y al igual que su abuela Roma Corti, estudió piano desde niña. Actualmente son 20 los niños que tiene como alumnos.
Romina tiene 49 años y se dedica a lo que más le gusta y apasiona: la música. Por eso es que en su casona le da lugar a Mario Ramón y a su academia Alto Músico que enseña a tocar la batería, la guitarra, el violín y el clarinete. Sin embargo, algunas de las cinco habitaciones con las que cuenta la casa necesitan restauración y ser acondicionadas para que Romina y la academia puedan distribuir mejor los espacios para cada clase. Es por eso, que en diálogo con Sumario, el diario de los viernes, Testoni contó que "unas amigas que habían utilizado una plataforma de financiamiento colectivo para sus proyectos, me dijeron que armara uno para conseguir fondos y así arreglar algunas salas de la casa que necesitan restauración para poder habilitarlas y así dictar talleres y clases. También para poder otorgarles becas a los niños que quieran iniciarse en la música”. 

Entre lágrimas, Testoni expresó su emoción al contar que dos días después de la presentación del proyecto, a fines de febrero de 2018, recibió un email con la aprobación del mismo por parte de Idea.me, una plataforma de financiamiento colectivo pensada para América Latina, que conecta a emprendedores que necesitan dinero para financiar sus ideas, con colaboradores que aportan pequeñas sumas de dinero para ser parte de la iniciativa y recibir una recompensa a cambio.

Para Testoni, "la plataforma es un excelente idea, ya que permite a muchas personas poder desarrollar su emprendimiento”. A su vez, indicó que su proyecto: Villa Roma Cultural, "consiste en ampliar las actividades culturales que ya venimos realizando desde julio de 2017, ya que lo nuestro intenta rescatar tendencias clásicas, que a diario vemos hasta qué punto siguen entusiasmando a una gran cantidad de gente”. Para ello, solicitó un fondo de 25 mil pesos a juntar en 41 días primero, y ahora le fue aprobada una prórroga hasta el 17 de abril. "En el caso de no recaudar el 100 por ciento del objetivo económico, compraremos con el 10 por ciento, sillas plásticas apilables, con el 25 por ciento compraremos pintura, equipos de sonido y micrófonos. Mientras que con el 50 por ciento, podremos comprar algunos instrumentos musicales para los niños, y si consigo el 75 por ciento, puedo comprar los materiales para habilitar el resto de las habitaciones de la casa para dictar clases de música”, detalló.

De todos modos, Idea.me, pide a los emprendedores que detallen en sus proyectos las recompensas para quienes colaboren con su causa. En ese sentido, Testoni, de acuerdo al valor que el inversor agregue a su cuenta, los recompensa con clases de piano gratis, entradas a conciertos, clases de guitarra, batería y violín, hasta la organización de un evento musical en Villa Roma. La plataforma puede recibir las colaboraciones en efectivo, tarjeta de débito o de crédito.
Testoni, resaltó también que "organizo conciertos junto a otros artistas durante los fines de semana, donde se presentan artistas locales, y se invita a  la gente a para disfrutar. Porque según dicen, cada vez que me encuentro con algún músico, no hay lugares en Alta Gracia para tocar”. En ese sentido, aclaró que "nunca pedí ayuda a la Municipalidad, pero porque tengo entendido que para estos proyectos no hay; y esta manera del financiamiento me pareció más práctica y accesible”.

La artista local, espera llegar al objetivo económico para poder desarrollar su proyecto. "Espero conseguirlo, ya que logré la prórroga para tener más tiempo y juntar lo que pido. Sino, de todos modos, con llegar a algún porcentaje me ayudará a crecer”, resaltó.
El financiamiento colectivo apunta al de-sarrollo de proyectos culturales. Para eso conecta al creador del proyecto con quienes apuestan a colaborar, y desde una pequeña ayuda de muchos, se puede llegar al objetivo.

1
0
Comentarios