Martes 13 de Noviembre/16:47 hs
EDICIÓN IMPRESA

La gran fiesta popular despliega todo su colorido

Las carrozas son las protagonistas del corso, señal de identidad y de orgullo de la comunidad.

Por Franco Muñóz
Especial para Sumario

 

"¡Cómo no vamos a participar de los corsos, si son nuestros, una identidad que tenemos como pueblo!”, se le escuchó a una de las representantes de las carrozas. Ya pasaron dos noches del carnaval en Despeñaderos; los protagonistas lo disfrutan a tope y se prepararan para seguir la fiesta durante todo fin de semana. 

Las instituciones están comprometidas con los carnavales, uno de los festejos más importantes que tiene la comunidad. La Escuela 25 de Mayo, El Jardín 25 de Mayo, La Pro Capilla, Los Bomberos Voluntarios, El C.E.N.M.A, La Escuela de Mini Vóley municipal, la Academia Bayadera, El Club Juventud Alianza, la academia Don Ata y La Asociación Civil Todos de la Mano, son las diez entidades que se prepararon para esta edición. Su presentación no pasa inadvertida, porque cada una despierta un auténtico frente a un público que, normalmente, ya tiene a sus preferidas y exige su reconocimiento.

Si bien el viernes no fue la jornada más convocante, el sábado repuntó y unas cinco mil personas asistieron a la segunda noche de carnaval. Vecinos de Despeñaderos, pero también de localidades aledañas como San Agustín, Corralito, Monte Ralo, Lozada o San Isidro, colmaron el playón municipal durante estas las primeras noches. Y desde el área de cultura de la localidad afirman que para este viernes y sábado esperan un mayor marco de público.

"Compartir con las demás instituciones y con todo el pueblo es algo muy lindo”, asegura Rubén Ayala, profesor de la escuela de danzas La Bayadera. Esto de compartir, va más allá de desfilar con la carroza y tiene que ver con que cada institución colabora con las actividades que se realizan. Desde el área de cultura solicitan y reorganizan a los representantes de cada entidad en los diferentes puestos, decidiendo la custodia de las carrozas durante el desfile, la preparación de los choripanes y las bebidas, el cobro de las entradas y la venta de los pomos de nieve loca. Luego, toda esta ayuda tiene su reconocimiento, ya que una vez terminados los carnavales se reparten los montos recaudados entre las instituciones participantes. 

Las carrozas
La Escuela 25 de Mayo es la primera carroza del desfile. Su nombre, "Un día sin risa es un día perdido”, lo dice todo: vivir con alegría y entusiasmo. Desde la risa proponen disfrutar de este carnaval, que apuesta por la felicidad y la creatividad.

La carroza número dos lleva el nombre de "Fiesta Hippie” y representa al Jardín 25 de Mayo. Desde la institución buscan resaltar la paz, aunque sin olvidar la alegría. Así lo explican María José Pivato y Silvana Ramirez, docentes del jardín, quienes realizan la carroza luego de abordar el tema durante el año escolar con los niños. La carroza va acompañada por padres, alumnos y seños, todos disfrazados por la paz. 

La pro Capilla Sagrado Corazón de Jesús y María auxiliadora es la tercera carroza del desfile. Está representada por un koala gigante llamado Buster Moon. Este personaje, explican desde la entidad religiosa, persigue su sueño de cantar y contagiar alegría, mientras trabajan para hacer realidad el sueño de ver terminada su obra para el beneficio de la comunidad.

La carroza de los Bomberos Voluntarios es la defensora del título, ya que el año pasado ganaron el primer premio. Para estos carnavales presentaron "La Selva de la Amistad”, conformada por diferentes animales comprometidos en cuidar la naturaleza. El objetivo es incentivar a toda la comunidad por el cuidado del medioambiente.

El C.E.N.M.A de Despeñaderos presentó "La llama que baila”. Luego de la mención especial obtenida el año pasado, para este 2018 se proponen, como institución de adultos, transmitirle a las personas que no hayan terminado sus estudios la posibilidad de hacerlo. El nombre de la carroza hace referencia a un maestro jujeño que fomentaba los valores, para que la gente cumpliera sus metas y sueños. 

La carroza número seis corresponde a la escuela de Mini Vóley municipal. Este año presentaron a un joven arlequino y a un gigante bonachón, quienes compiten en un partido de vóley. Acompañan esta representación las pequeñas jugadoras y dos animadas hinchadas que animan el desfile entregando pelotas.

El espacio de danzas La Bayadera, que participa por primera vez de los corsos, lo hace con la idea de que la gente se sienta en los carnavales de Brasil. Realizaron una mariposa gigante acompañada por bailarinas, con vestidos típicos de carnaval, y prepararon coreografías con las alumnas, para darse a conocer en la localidad.

La carroza número ocho pertenece al Club Juventud Alianza. Presentaron a "Oso payaso”, un oso juguetónque transmite toda su diversión. Está acompañado por pequeños bailarines que se divierten jugando al básquet. 

La academia Don Ata construyó su carroza inspirada en la película "Maléfica”. Con disfraces similares, sus integrantes viajan a un reino que pretende, sin éxito, apoderarse de la alegría del carnaval. 

Por último, "Los Caminantes”, es la carroza de la Asociación Civil Todos de la Mano, que acompaña a jóvenes con discapacidad. Desde la escuelita, se reflejaron en la saga La Era del Hielo porque, al igual que esta manada, desde la Asociación caminan todos juntos resolviendo sus problemas y buscando su reconocimiento, por una comunidad que apueste a la diversidad.

Reconocimiento y vínculo
Presentadas las carrozas, el jurado toma nota y comienza a decidir sobre ellas, pero el público es el que finalmente elige a sus preferidas. Comienzan a pedir por las instituciones y las defienden con el objetivo de que su favorita se alce con el primer premio. Para todas las entidades el dinero de los premios es muy importante y para muchas, el único sustento económico en el año. Sin embargo, el sólo hecho de salir a desfilar por el pueblo genera un vínculo único con la gente, que se identifica y siente como propio todo lo que transcurre. 

A esto apunta uno de los locutores de los corsos, Lucas Scilletta, quien hace ocho años viene a Despeñaderos y en cada edición observa la algarabía generalizada. Algunas carrozas pasan muy rápido por el escenario y otras permanecen algunos minutos más, por lo que no falta quien reclame. Para Lucas esto es importante, porque "hay interés en que se conozca y se muestre todo; hay mucho compromiso de la gente y este carnaval tiene que seguir creciendo”.
 
113º Aniversario: Música, fotos y la caza del tesoro de la historia
La semana del pueblo ya se siente en la localidad. Los corsos comenzaron a despertar la alegría y los festejos por el cumpleaños 113 cerrarán un mes de fiesta para Despeñaderos. Para esta jornada, que se extenderá desde el viernes 8 hasta el miércoles 14 de febrero, se sumará una nueva actividad que reúna a las familias en torno a la historia de la comunidad. 

Desde el área de cultura, informaron que el martes 13 habrá una búsqueda del tesoro, que se suma a la tradicional maratón fotográfica. Se trata de "Despeñaderos te busca”, una búsqueda del tesoro por lugares históricos del pueblo. Podrán participar en equipos y es para toda la familia. El motivo de este agregado -dicen desde el área municipal- es incluir a las familias, porque los jóvenes copan el concurso fotográfico. 

Además, se confirmaron las bandas locales que animarán el tercer día de festejo.El martes 12 de febrero se realizará "Despeñaderos suena” con las bandas desepeñaderenses Armonía, Zafá Pescao, Alabama, sumado a las actuaciones de las pequeñas grandes artistas Julia Díaz y Agustina Ponce. 



 

Galería de fotos
Comentarios