ASÍ HABRÍA QUEDADO EL AUTO LUEGO DE LAS PATADAS DEL OFICIAL.