EDICIÓN IMPRESA

Un médico altagraciense becado por la Fundación Messi

Se trata de Santiago Martínez es especialista en endocrinología de adultos.

Por Melisa Antunez
De Nuestra Redacción

Dos semanas después del comienzo del Mundial Rusia 2018, Santiago Martínez, médico endocrinólogo de adultos y residente de Alta Gracia, partirá hacia la ciudad española de Barcelona tras lograr una beca de la Fundación Leo Messi para recibir una formación en endocrinología pediátrica.

Santiago tiene 30 años y hace menos de uno que terminó la residencia en el Hospital Córdoba. Aunque su sueño nunca fue ser becado por la fundación, "decidí enviar currículum en septiembre del año pasado y quedé seleccionado para una entrevista al mes siguiente. No me moría por ser elegido y no me siento un privilegiado tampoco, pero sí a nivel personal es un reconocimiento sensacional, y estoy muy agradecido”, contó Martínez a Sumario, el diario de los viernes.

Hace siete años que la Fundación entrega becas a profesionales de distintos puntos del mundo. Santiago Martínez es el tercer profesional elegido de la Provincia de Córdoba, en todos esos años.

El profesional permanecerá un año especializándose en endocrinología pediátrica en un Hospital de Badalona, a pocos kilómetros de Barcelona, España.Aunque la entidad es quien proporciona la beca, la Federación Argentina de Endocrinólogos recepta los currículums, entrevista y selecciona finalmente al especialista. "Cuando terminé la residencia presenté los papeles, y me citaron a una entrevista junto a otro médico, ya que había un empate. Hicieron hincapié en el perfil de cada uno, qué es lo que a uno le gusta de la especialidad y por qué la elegimos.

Además, de preguntar en dónde habíamos trabajado y en qué estamos actualmente, para saber si ellos pueden otorgarle la beca a alguien que pueda plasmar lo que aprenda o no; y finalmente me confirmaron que quedé seleccionado”, relató el profesional.

Martínez, atiende en la Clínica Santa María, en la Fundación Integral de Salud y trabaja para Emergencias AG, y pese a que la oportunidad de perfeccionarse lo atrae, dejar a sus pacientes no le transmiten lo mismo: "Tuve que renunciar a todo. Logré reubicar a mis pacientes, y estoy tranquilo porque ellos no quedan a la deriva, ya que uno genera un vínculo con la mayoría de ellos. Por eso, creo que muchos me hicieron saber que se alegraban por la beca y otros no tanto,porque los dejaba”, destacó el especialista entre risas.

Sin embargo, Martínez espera que a su regreso, pueda volcar las distintas prácticas médicas que aprenda en la observación. "Quiero absorber todo aquello que me sirva para plasmar en mis diagnósticos, y en cuanto al manejo de enfermedades, ahondar más en la práctica que en la teoría”, destacó."Conocer cómo trabajan ellos, es lo que más me interesa, también puedo aprovechar y generar contactos, para en un futuro realizar trabajos de investigación en conjunto, porque la Fundación sólo brinda la beca una vez”, agregó el profesional.

En cuanto, a la realidad local, Martínez remarcó que "hay un déficit de especialistas. Tengo muchos pacientes. En Alta Gracia, somos cuatro los endocrinólogos, pero ninguno se especializa en endocrinología pediátrica”. 

Una fundación bajo la lupa

La Fundación Leo Messi se define como una entidad sin fines de lucro abocada al desarrollo de acciones solidarias tanto en la Argentina como en el mundo. Nace en abril de 2007, a partir de la sensibilidad de Lionel y con el apoyo de su familia, de generar nuevas oportunidades para que los niños y adolescentes en situación de riesgo, en sociedad con otras instituciones que desarrollan proyectos alineados con la salud, la educación y el deporte.Además, capacitar a los médicos sobre el déficit en la hormona del crecimiento en niños y adolescentes, enfermedad que enfrentó el futbolista argentino de pequeño.

Presidida por Jorge Messi, padre del jugador, esta fundación se vio envuelta en un conflicto por evasión fiscal en España. Según informó en enero de 2018 el diario "El Mundo”, la Fundación no fue oficializada hasta junio de 2013, y recibió, durante esos seis años, al menos 7,5 millones de euros del Barcelona Fútbol Club. La Hacienda española se cuestionó si esos donativos podrían ser parte del salario del jugador con el objetivo de eludir pagar más impuestos.

En 2017, la Justicia española condenó a 21 meses de prisión a Leonel Messi y a 15 meses a su padre. Aunque para tranquilidad de los amantes del fútbol, la pena de prisión fue suspendida ya que esto es habitual cuando la condena es inferior a los dos años. 

No obstante, en junio de 2009, la entidad abrió una sede en Rosario con el mismo nombre, y desde marzo de este año, el rosarino es investigado por la Justicia argentina a partir de un presunto desvío y lavado de dinero efectuado desde su fundación. Jorge Messi, afirmó que se habían cumplido las obligaciones y requisitos de la legislación argentina. La principal sospecha en España es que Jorge y Rodrigo Messi -uno de los hermanos de Lionel- utilizaron la ONG para, presuntamente, cobrar derechos de imagen del jugador.
Comentarios