Viernes 15 de Diciembre/16:45 hs
EDICIÓN IMPRESA

El Monumental Sierras, a meses de su reinauguración

Con una capacidad para 1.250 personas, el Monumental se convertirá en el cine teatro más grande de la Provincia.

Alta Gracia, de nuestra redacción. En diciembre de 2016, comenzaron los trabajos de restauración del Cine Teatro Monumental Sierras. La obra, realizada con fondos del gobierno provincial,  tiene un presupuesto total de $52.418.183,51. La ejecución está a cargo de la Empresa COVA S.A., responsable del desarrollo del Pabellón del Cielo y de la Tierra, ubicado en el Parque de las Tejas de la ciudad de Córdoba, entre otros proyectos. 

La obra del cine teatro se divide en dos etapas. La primera incluye la restauración y puesta en valor de la sala principal, con capacidad para 700 espectadores y espacio para personas con movilidad reducida, y de la sala foyer, prevista para la realización de muestras y con la posibilidad de 104 plazas móviles. El uso simultáneo de las salas otorgará al Monumental Sierras una capacidad de 1.250 personas, convirtiéndolo en el cine teatro más grande de la Provincia de Córdoba. 

Cumpliendo con los trabajos planificados para la etapa inicial, ya se han concretado las tareas de recambio de la cubierta principal, reparación de las cubiertas en la galería, reparación de cielorrasos, restauración de solados en sala y foyer, baños, instalaciones de agua, cloaca y pluviales, instalación de ascensor y montacargas. Además, se ha realizado un avance importante en la restauración de las aberturas, restauración y colocación de butacas, instalación de luminarias y electricidad, reparaciones exteriores, acondicionamiento del escenario, aire acondicionado, equipos de sonido e iluminación y pintura. Esta primera etapa, se encuentra cumplida en un 70%. 

El plazo de este tramo debía concretarse en 300 días, según lo anunciado por el Intendente Facundo Torres, pero diversos factores generaron modificaciones en los plazos, como la realización de una subestructura de refuerzo en la losa de escenario, la incorporación de subestaciones transformadoras de EPEC, algunos vicios ocultos que se fueron encontrando durante el avance de obra, razones climáticas, etc.

Al mismo tiempo, se ha iniciado el proceso administrativo para dar comienzo a la segunda etapa, en la que se llevará a cabo la remodelación de la sala pullman, con capacidad para 497 espectadores y espacio para personas con movilidad reducida, además de la restauración de la sala de planta alta. Otra de las tareas principales a realizar en esta etapa es el sistema de extinción de incendios, que cuenta con una importante cisterna enterrada en la galería de ingreso, además de un sistema de detección y rociadores en todo el edificio, previéndose además el comienzo de la restauración.

El plazo para la finalización total de la obra está prevista para abril de 2008. Es decir que, si todo marcha sin imprevistos, el Cine Teatro Monumental de Alta Gracia podría ser reinaugurado el próximo otoño. 

Más de sesenta años de historia

El sábado 4 de diciembre de 1954, el Cine Teatro Monumental Sierras abrió sus puertas en Alta Gracia, con el estreno de la película "Marianela”, interpretada por Olga Zubarry y José María Gutiérrez. Dueño de una acústica envidiable, en esa época el Cine Monumental Sierras se convirtió en el segundo más grande de Sudamérica, albergando en su interior 1.800 butacas.

El Monumental, obra del arquitecto Ganger, albergó las mejores proyecciones del cine de los ’60 y fue sede de importantes espectáculos y conferencias, entre ellas la de Jorge Luis Borges, en 1985.

Pero el paso del tiempo fue implacable. La falta de mantenimiento deterioró la calidad de la sala y, encima, la televisión en los hogares le robó protagonismo a cualquier otra distracción. Poco a poco, el cine fue quedando dormido, hasta que finalmente cerró sus puertas, y el abandono y deterioro se adueñó todos sus rincones. 

En 2001, la ordenanza 5275 lo declaró de interés municipal; pero en agosto de 2011, durante la intendencia de Mario Bonfigli, el estado municipal derogó esa ordenanza, dejando el edificio "liberado” para poder ser vendido o alquilado. Así las cosas, el diciembre de ese mismo año, y durante el primer día de su gobierno, el intendente Walter Saieg firmó el convenio por la compra del emblemático Cine Monumental Sierras, por un monto de $1.250.000.
 
OPINIÓN
Por Jorge Conalbi Anzorena
 
 Aunque le falta mucho, tras las tapias de madera de la obra sobre la avenida Belgrano ya se percibe la atracción del Cine Teatro Monumental Sierras. No hay vecino de la ciudad que al pasar por su vereda no sucumba al magnetismo que desde el corazón de la manzana atrae su mirada. Uno que otro, incluso, detiene su marcha y se queda mirando durante algunos minutos, tratando de adivinar cómo estará quedando.

Días atrás, Sumario, el diario de los viernes traspasó la puerta para encontrarse con un avance de obra que seduce a primera vista.

Que no queden dudas. Se trata de una obra magnífica y cuando en abril –si los plazos se cumplen- el coloso reabra sus puertas, Alta Gracia habrá recuperado una parte significativa de su historia, aunque esta vez, resignificada. Porque el Monumental Sierras ya no será la expresión de los empoderados obreros de la Kaiser del primer peronismo demandando un cine gigante en su ciudad, sino la elección consciente de una ciudad que mira a la capital provincial como mercado, y no como competencia.

Otrora botín electoral de unos y otros, en pocos meses más el Monumental Sierras de Alta Gracia se erigirá como una de las salas más importantes de Córdoba, y el resto poco importará.
Antes de la esperada inauguración, la ciudad deberá preparar el engarce para su joya y el paño donde la lucirá. Que no queden dudas que el Monumental Sierras contará con la capacidad para derramar beneficios… a quienes se preparen para cosecharlos.

Tanto la gestión cultural como administrativa del cine teatro demandará infraestructura satelital: estacionamiento, gastronomía, etc.

Y enseguida la ciudad deberá plantearse a quiénes priorizará a la hora de planificar esas políticas. Un elemental principio de defensa de la economía regional indica que debería favorecerse a inversores locales dispuestos a la reinversión local.

Creación de fuentes de trabajo y trabajo digno. Esa combinación componentes justificará sobradamente el esfuerzo realizado por todos los cordobeses para que Alta Gracia recupere una de sus históricas glorias.
 
*Cobertura de fotos en la edición impresa 794


Galería de fotos
Comentarios