Política

Urreta amagó con la renuncia, pero se quedaría hasta marzo

Por Jorge Conalbi Anzorena, Director Periodístico.

El último día de 2017… ¡sí, el domingo 31 de diciembre!, Facundo Torres Lima se reunió con el renunciante Secretario General de la Municipalidad, Roberto Urreta para evitar que renuncie a su silla en el gobierno de la ciudad.
 
De acuerdo a los trascendidos, el Intendente ni rogó ni pidió, pero fue lo suficientemente convincente – en una reunión durísima, según algunas fuentes - para que el funcionario decidiera permanecer en el cargo, al menos, hasta el 1º de marzo próximo.
 
Urreta había renunciado al cargo varios días antes, abriendo todo tipo de especulaciones. Hace rato que el Secretario General repite entre quienes quieran escucharlo que quiere ir por la Intendencia de Alta Gracia y su actual tarea en el gobierno no constituye precisamente un buen trampolín de lanzamiento. Los límites no sólo los marca el cargo – según dicen en su entorno - sino también por el escaso apoyo de Torres Lima a su tarea. La demorada reforma del tránsito – que Urreta consideraba una medida que catapultaría su imagen - está frenada desde hace meses. Regresar a la banca en el Concejo Deliberante aparece para el funcionario como la opción para proyectarse, medir fuerzas y – llegado el caso- acordar una mejor posición en futuras listas de candidatos.
 
En el legislativo, arrecian las especulaciones sobre este alejamiento. Incluso, el sector que responde a Walter Saieg buscaría un acuerdo político para que el regreso de Urreta al cuerpo no implique la salida de ninguna de las ediles de ese espacio, Daniela Ferrari y Jésica Heredia. Las especulaciones colocan al concejal Jorge Di Napoli en el gabinete del Departamento Ejecutivo.
 
Por otra parte, el Intendente sigue dilatando la largamente anunciada renovación del gabinete municipal, que se creía, debutaría con el nuevo año. Ahora, las versiones trasladaron los plazos hasta la mitad del mes.
 
Torres Lima, preocupado por el armado provincial hacia 2019, busca trazar un esquema local que le facilite la proyección hacia una meta no demasiado disimulada: la candidatura a Vicegobernador acompañando a Juan Schiaretti en su intento de reelección.
 
Una presencia
En el planeta Cambiemos de Alta Gracia comenzó a hacer ruido el supuesto regreso a la ciudad de Marcelo Alisio, yerno de Orlando Ardhu, exjefe de campaña de Cambiemos en la última contienda electoral. El legislador provincial es uno de los radicales con mejor llegada al Presidente Maurcio Macri, y a él se le atribuye buena parte del diseño de la estrategia de Cambiemos hacia 2019.
 
En el radicalismo de Alta Gracia subsiste el temor que Alisio, hijo de un reconocido médico de la ciudad, pudiera transformarse en "el tapado” con que el macrismo buscaría encabezar la boleta municipal.



Comentarios