Edición impresa

Alta Gracia: el centro de la resistencia peronista

Golpe militar del 55: La investigación de un joven militante rescata el rol de la ciudad.
viernes, 16 de septiembre de 2016 · 12:52
Por Stefanía Tomalino
De nuestra redacción 
 
La visita a una muestra en el Museo del Bicentenario fue el disparador de un trabajo de investigación que busca recuperar el rol que tuvo Alta Gracia durante la Dictadura Militar de 1955. Este tiene como principal ejecutor a Manuel Ortíz, miembro de la Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad. "En 2015, visité una muestra en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, relacionada con el aniversario del Golpe del ‘55. Empecé a pedir datos al Archivo Nacional y los papeles nombraban a Alta Gracia como centro de operaciones de la resistencia peronista. Entonces comenzaron a aparecer historias que son dignas de ser contadas. Alta Gracia no estuvo ajena a este momento histórico", manifestó Manuel. 

Por medio de la investigación y la recolección de testimonios, Manuel intenta reconstruir la incidencia que tuvo el Golpe -iniciado en Córdoba por Eduardo Lonardi- en la ciudad y los datos que surgen a lo largo del procesos son variados. "Cuando el Ejército comenzó con los intentos de golpe de estado, el Gobernador de la Provincia de Córdoba - Raúl Lucini - se instaló en Alta Gracia. Desde acá, se mandaban tropas a toda la Provincia y hay datos que indican que hubo enfrentamientos armados en la ciudad. El hijo del Intendente en aquel momento, Héctor Perarlta, falleció en un enfrentamiento armado en la ciudad de Córdoba". Manuel agregá que hay muchos testimonios que cuentan que los aviones de las Fuerzas Armadas tiraban cajones de Coca Cola, porque se habían acabado las bombas. "Muchos dicen que en Alta Gracia no pasó nada, pero lo cierto es que sí pasaron cosas, y cosas muy importantes". 

Una de las historias más curiosas encontradas hasta ahora, es la de una mujer que dio a luz en pleno enfrentamiento. "En Falda del Carmen, el ejército había tomado un campo y una mujer que vivía en el lugar estaba embarazada. Como no podían salir terminó dando a luz ahí mismo. Después de 60 años, este hombre, que ahora vive en Buenos Aires, volvió a conocer la casa donde nació. Hasta el día de hoy siguen cavando en los campos y encuentran esquirlas de balas de aquel momento. Es una historia que está perdida, olvidada, y nosotros estamos tratando de traerla de vuelta a la memoria". 

Comentarios