Viernes 15 de Diciembre/16:44 hs
EDICIÓN IMPRESA

2017 podría ser el año más caluroso de la historia

La comunidad científica internacional lanzó una advertencia urgente a Naciones Unidas.

Alta Gracia, de nuestra redacción.

Culminó el pasado viernes 17, un nuevo encuentro mundial sobre el cambio climático y, una vez más, los jefes de Estado que integran la Conferencia no se han puesto de acuerdo en soluciones concretas para frenar la desertificación, el deshielo o las emisiones de CO2 que literalmente están poniendo en riesgo nuestra propia supervivencia.

Esta vez, la cita fue en la ciudad de Bonn, Alemania, en el marco de la vigésimo tercera Conferencia de las Partes (COP23), de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático (UNFCCC) con el objetivo de "que todos los países impulsen las metas del Acuerdo climático de París y avancen en su aplicación”. Como se recordará, el encuentro en la capital francesa, en 2015, no fue más allá de una declaración de intenciones, que esta vez se pretendía convertir en medidas concretas y, sobre todo, en compromisos efectivos de los gobiernos.

Pese al anuncio de Donald Trump de retirarse, al cierre de esta edición de Sumario, el diario de los viernes, esa salida no se había consumado. De hecho, EE UU participó en las negociaciones de Bonn, aunque con una delegación mucho menor que en otras cumbres y de un perfil eminentemente técnico.

Suben las temperaturas

En el marco de la COP23, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) informó en sus previsiones sobre el estado del clima que 2017 será uno de los años más calurosos desde que se poseen registros.

Y es que los indicadores a largo plazo del cambio climático, como el aumento de las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera, el aumento del nivel del mar y la acidificación de los océanos, no han disminuido.

Según el científico de la Organización Omar Baddour, "El año pasado, tuvimos una subida debido a una acentuada actividad de El Niño que elevó la temperatura a largo plazo más allá de las tendencias previstas… A su vez, si consideramos años similares que no fueron influenciados por ese fenómeno, vemos que 2017 es el año más cálido no influenciado por El Niño”.

El único punto legalmente vinculante del Acuerdo de París es el mecanismo de revisión de los compromisos nacionales de reducción de emisiones (NDC, por sus siglas en inglés) que los países deben presentar cada cinco años.

El pacto dice que ese mecanismo debe regirse por el principio de transparencia. Pero China -un país reticente a que el resto conozcan sus datos de emisiones- abandera a más de un centenar de países en desarrollo que se oponen a que se evalúen los esfuerzos de mitigación de los países ricos y pobres de la misma manera.

Grave advertencia de los que saben

La deforestación, la pérdida de acceso al agua dulce, la extinción de especies y el crecimiento de la población humana son las principales causas de la preocupante situación en la que se encuentra la humanidad. Así lo han expresado más de 15 mil hombres y mujeres de ciencia, provenientes de 184 países, quienes publicaron un estudio en la revista Bio Sciencia bajo el título "Advertencia de los científicos a la humanidad, segundo aviso”.

En efecto, dicen los científicos que "desde 1992, las emisiones de CO2 han aumentado un 62% y la temperatura global se ha incrementado, mientras que la abundancia de fauna de vertebrados ha caído un 29%”

Durante los últimos 25 años se ha detectado una reducción de 26% en la cantidad de agua dulce por habitante, un aumento del 75% de áreas muertas en los océanos, y una pérdida de 120 millones de hectáreas de áreas forestales. "Estas son tendencias alarmantes. Necesitamos los medios proporcionados por la naturaleza para nuestra propia supervivencia”, dijo.

El artículo, difundido en los días previos a la realización de la Cumbre internacional, actualiza el original ‘Advertencia de los científicos a la humanidad’, publicado en 1992, hace 25 años. Pero la lógica del crecimiento imparable y la competencia entre China y EEUU no parecen darse por enterados. 

Veremos si el máximo organismo que la humanidad se ha dado a sí misma, las Naciones Unidas, es capaz de concretar las medidas que impidan el suicidio.

 


 


Comentarios