POLÍTICA

Teléfono para Torres Lima

Por Jorge Conalbi Anzorena

La audiencia pública del pasado lunes 25 constituyó una clara señal política adversa para el Intendente de Alta Gracia.

Entre los puntos a tratar -con la participación de vecinos y representantes de organizaciones intermedias- se introdujo el proyecto de modificación de las tarifaria, incluyendo modificaciones a las tasas para las empresas de telefonía que operan en la ciudad. La iniciativa del Ejecutivo Municipal apunta a reducir imposiciones a estas empresas.

Como no podía ser de otro modo, el rechazo fue generalizado.

A Edgar Pérez, Secretario de Infraestructura de la Municipalidad- le tocó bailar con la más fea. "No es que un día el Intendente se levantó y decidió bajarle los impuestos a una empresa, es parte de una negociación para cobrar una deuda”, aclaró. Así se colaba en el debate el convenio propuesto por el jefe del gobierno local, desde hace semanas, principal blanco de la munición que dispara la oposición.

Mauro Protto –flamante Director de Ingresos Públicos y concuñado de Marcos Torres Lima- también se encargó de defender la posición oficial, argumentando que las tasas fijadas por Alta Gracia para las telefónicas eran mucho más altas que en otras ciudades.

A la hora de explicar el acuerdo que le condona una suma millonaria –cuyo monto varía según quien la mencione- el gobierno local insiste en que se le está cobrando a empresas que antes no tributaban, aunque admite que se les fue la mano con la tasa impuesta en 2012 (haciendo notar que durante la gestión radical no tributaban), que intentar cobrar la totalidad de la deuda daría lugar a la judicialización de la misma y que, en definitiva, el convenio propuesto garantiza el ingreso de 3,8 millones de pesos a las arcas públicas y que las empresas comiencen a pagar regularmente.

Mariela Auer, Presidenta del Centro de Comercio, industria y Turismo de Alta Gracia y sus Sierras, fue la voz cantante del cuestionamiento al oficialismo y sintetizó un sentimiento generalizado, no sólo entre sus representados, sino en buena parte de la ciudadanía: mientras para el conjunto de comerciantes y vecinos de la ciudad las tasas aumentan, para estas empresas multinacionales, se reducen.

De postre, Auer destacó que Villa General Belgrano y Villa Carlos Paz le facturan a las telefónicas tasas superiores a las de Alta Gracia.

El gobierno municipal salió de la audiencia pública virtualmente cacheteado, aunque cuidó que no fueran las principales figuras del elenco quienes pusieran las mejillas. Sin embargo, el golpe impactó en el seno del bloque de Unión Por Córdoba, donde se instaló una profunda preocupación, ya que el cuerpo - entre otras cosas- debe convalidar el convenio con Telecom firmado por el Intendente… o no.

Es que esta vez, la bancada oficialista no se encontró solamente frente a la pirotecnia de la oposición política a la que suele prestarle nula atención. En la audiencia que pasó, la representación de comerciantes y empresarios de la ciudad dio el presente. Y lo hizo sin medias tintas.

Las audiencias públicas no son vinculantes, por lo que los gobiernos pueden concretar sus acciones de gobierno más allá del apoyo o rechazo expresado… pero suelen ponerle precio a los costos políticos.

Comentarios