EDICIÓN IMPRESA

Nuevo reclamo por espacios para espectáculos

CULTURA. Proyectan asociación de músicos.

Una veintena de músicos del Valle de Paravachasca viene reuniéndose con la intención de conformar una nueva asociación. El pasado domingo, se realizó la segunda reunión en la que debatieron sobre las problemáticas que, según manifiestan, vienen teniendo. En ese sentido, en diálogo con Sumario, el diario de los viernes, Sebastián Gualda, integrante de la banda Surikata Ki y vocero del grupo, manifestó: "los primeros objetivos son de contención y organización para poder superar problemas que tenemos hace décadas, como la falta de lugares para mostrar nuestro arte o el escaso acompañamiento que tenemos los músicos locales por parte de la Municipalidad”. A su vez, señaló que "creemos que el área de cultura debería mínimamente saber cuántos músicos hay en actividad, convocarnos para conocer nuestras problemáticas y elaborar políticas para el sector. Esto, que es básico, no se está haciendo”, criticó.

Ante la consulta de cuáles son las problemáticas que acarrean, el vocero detalló: "falta de lugares para tocar, las exigencias para autogestionar espectáculos suelen ser excesivas comparadas con eventos similares. Las pocas convocatorias que hace la Municipalidad son poco transparentes, es decir, algunos músicos son muy citados y otros nunca, sin mediar razones. No hay promoción del arte local, no se promueven encuentros, no hay políticas de apoyo para grabar discos, o de difusión, o para viajar a otras ciudades o provincias, ni incentivo de ningún tipo”.

Si bien, la futura asociación está apenas naciendo, "la idea es que represente a la mayor cantidad de músicos posible, y dentro de ella se den las discusiones necesarias para después actuar”, ya que por ahora, "venimos trabajando de manera asamblearia, nos reunimos, discutimos, decidimos y comunicamos a los que no pudieron asistir, porque en total son unos 70 músicos los que conforman el grupo”, agregó Gualda. Sin embargo, el vocero aclaró que ante propuestas musicales que impulse el gobierno, "cada músico es libre de actuar como mejor le parezca”. Si bien, "no hemos discutido aún ejemplos puntuales, en caso de una convocatoria municipal, ya sea a colectividades u otro evento, la idea es proponer que la misma sea realizada de manera transparente y que se les garantice a los músicos respeto y condiciones dignas de trabajo”, indicó el vocero. "Nos consideramos trabajadores de la música. Un músico sobre el escenario no sólo se está ganando el pan, también le da trabajo a diseñadores gráficos, imprentas, sonidistas, iluminadores, casas de instrumentos musicales”, enumeró.
Comentarios